sábado, 20 de febrero de 2016

Martirologio Romano 1956.

20 de Febrero / Die 20 Februarii. Decimo Kalendas Martii. 

En Tiro de Fenicia, la conmemoración de los santos Mártires, cuyo número sólo es conocido de Dios. Todos ellos, imperando Diocleciano, fueron muertos por Veturio, general del Ejército, a poder de multiplicados y sucesivos tormentos: porque primero les desgarraron con azotes todo el cuerpo, después los echaron a varias clases de fieras; pero saliendo, por divina virtud, completamente ilesos, finalmente, en el bárbaro suplicio del fuego y del cuchillo consumaron el martirio. Animaban a la victoria a esta gloriosa multitud los Obispos Tiranión, Silvano, Peleo y Nilo, y el Presbítero Zenobio, los cuales, con feliz combate, en compañía de los demás, alcanzaron la palma del martirio.
Tyri, in Phoenicia, commemoratio beatorum Martyrum, quorum numerum solius scientia Dei  colligit. Hi omnes, sub Diocletiano Imperatore, a Veturio, militum magistro, multis tormentorum generibus, sibi invicem succedentibus,  occisi sunt; nam, primo quidem flagris toto corpore dilaniati, inde diversis bestiarum generibus traditi, sed ab illis divina virtute nil laesi, post, addita feritate  ignis ac ferri, martyrium consummarunt. Eorum vero gloriosam multitudinem ad victoriam incitabant Episcopi Tyrannio, Silvanus, Peleus et Nilus, ac Presbyter Zenobius, qui, felici agone, una cum illis, martyrii palmam adepti sunt.

En Constantinopla, san Eleuterio, Obispo y Mártir.
Constantinopoli sancti Eleutherii, Episcopi et Martyris.

En Persia, el triunfo de san Sadot, Obispoy otros ciento veintiocho; los cuales, en tiempo de Sapor, Rey de Persia, negándose a adorar al Sol, se granjearon, con muerte cruel, ilustres coronas.
In Perside natalis sancti Sadot, Episcopi, et aliorum centum viginti octo; qui, sub Rege Persarum Sapore, cum Solem adorare renuissent, crudeli nece praeclaras sibi coronas compararunt.

En Chipre, los santos Mártires Potamio y Nemesio.
In Cypro sanctorum Martyrum Potamii et Nemesii.

En Catania de Sicilia, san León, Obispo, que resplandeció en virtudes y milagros.
Catanae, in Sicilia, sancti Leonis Episcopi, qui virtutibus atque miraculis coruscavit.

En el mismo día, san Euquerio, Obispo de Orleáns, que, tanto más resplandeció por sus milagros cuanto con más calumnias le acusaban sus émulos.
Eodem die sancti Eucherii, Aurelianensis Episcopi, qui eo magis miraculis claruit, quo pluribus invidorum  calumniis fuit oppressus.

En Tournay de las Galias, san Eleuterio, Obispo y Confesor.
Tornaci, in Galliis, sancti Eleutherii, Episcopi et Confessoris.


Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.