jueves, 31 de julio de 2014

San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús.

No hay mejor misionero que un buen libro; no hay demonio peor que un libro malo.
*
Nació San Ignacio de Loyola en la Provincia de Guipúzcoa, de ilustres progenitores. Desde su niñez mostró un vivo ingenio. Afligido por una herida que recibió en la defensa de Pamplona, determinó mudar de milicia y tener por capitán a Jesucristo. Dejó a los pobres cuanto tenía, y partió a Manresa. Aquí se ocupó en piadosos ejercicios, los cuales puso por orden en un librito de singular provecho para las almas. Dedicado con asiduidad al estudio, llegó a conseguir los grados de sagrada teología. Buscó por compañeros nueve de los más sabios de la Universidad e instituyó la célebre Compañía de Jesús, confirmada por Paulo III el año 1540. Hecho el primer prepósito general, gobernó el Santo su Compañía con singular acierto, poniendo en ella santas y saludables costumbres. Propagóla por todo el mundo a costa de imponderables trabajos, con increible fruto de los fieles e infieles, haciéndolo todo a mayor honra y gloria de Dios. Descansó en paz el día 31 de julio de 1556, siendo canonizado por Gregorio XV el día 12 de marzo de 1622.
*
ORACIÓN
*Oh Dios, que, para la mayor gloria
de vuestro Nombre, habéis dado
por el bienaventurado Ignacio
un nuevo socorro a vuestra
Iglesia militante, haced, que después
de haber combatido en la tierra,
siguiendo su ejemplo y bajo su protección,
merezcamos ser coronados con él en el cielo.
Por J. C. N. S. Amén.
*

miércoles, 30 de julio de 2014

LA MISA ROMANA: HISTORIA DEL RITO (I) Por Dom Gregori Maria

Capítulo 1º: Las oraciones preparatorias
Comienza hoy, tras el periodo vacacional, una larga serie de artículos en los que, a manera de síntesis teológica e histórica de la Liturgia Eucarística Romana, trataré de explicar todas y cada una de las partes esenciales de la Misa. Incluyo no sólo las particularidades del Misal Romano de 1969 que constituye hoy en día el modo ordinario de la celebración de la Misa si no también del Misal Romano de 1962 que tras la promulgación del Motu Proprio de Benedicto XVI “Summorum Pontificum”, es el texto litúrgico en vigor para la celebración de la Santa Misa en su modo extraordinario.
Espero satisfaga a cuantos, más allá de la curiosidad, buscáis un conocimiento más profundo y riguroso de la Liturgia católica.
Entre las oraciones privadas de preparación del celebrante, introducidas en el ordinario de la Misa por los francos, podemos distinguir tres grupos:
1º Preparación privada antes de la celebración ( algunos salmos como el 50, el 83,el 84 y 85 , el salmo 115  que se añadió en el siglo XI, y el 129 un siglo más tarde, más una hermosa oración de San Ambrosio dividida entre los siete días de la semana y llena de súplicas humildes.)
2º Fórmulas para revestirse los ornamentos (existía en la Edad Media una ilimitada variedad de fórmulas cortas para el momento de revestírselos: encontramos hermosísimas en los pontificales de Cambrai, Amiens y Moissac. Las que al final prevalecieron y que empezaron a editarse en los misales a partir de Trento hasta nuestros días se remontan a un periodo que va de los siglos IX a XI y proceden de esos tres pontificales francos mencionados.)
3º Oraciones camino del altar, que más tarde se convirtieron en la primera parte de las oraciones ante las gradas, hoy día eliminadas en el modo ordinario del Rito Romano pero mantenidas en el extraordinario.
De estos tres grupos quedaron como cosa privada los dos primeros, pasando el tercero a formar parte de la misa misma. Es por eso que empezaré a ocuparme de este último grupo.
Las oraciones ante las gradas
A partir del siglo X se introduce el salmo 42 con sus versículos, el Confiteor y la oración “Aufer a nobis” que precede al beso del altar. Todos estos elementos acabaron formando un núcleo compacto, en la conciencia de que el sacrificio debía empezar con una súplica de perdón por los pecados, súplica que adquirió la forma de una verdadera confesión. Ya en los primeros documentos litúrgicos (Didaché, cap XIV) hablan de una confesión de los pecados al principio de las reuniones eucarísticas. En las ceremonias estacionales, el pontífice, en ceremonia manifiestamente penitencial, al llegar al altar se postraba ante él. Cuando en época carolingia, se empezaron a llenar con apologías (oraciones silenciosas del celebrante) todos los intervalos y acciones exteriores que el celebrante según la antigua liturgia romana permanecía pasivamente en silencio, la apología que aquí se introdujo era de compunción y arrepentimiento y muy parecida al Confiteor actual. A partir del siglo XI vemos en los misales la combinación de un verdadero acto penitencial unido al salmo 42  (Judica me). De estos dos elementos, el más importante fue sin duda el Confiteor. Signo de ello es que las liturgias monacales de cartujos, carmelitas y dominicos nunca asumieron el salmo 42 pero si el Confiteor. Si al fin la reforma de San Pío V impuso el salmo, fue por la antigua tradición del misal de la curia romana, y porque el salmo, una vez que su recitación se trasladó al presbiterio, resaltaba entre las demás oraciones preparatorias, dejándolo así más estrechamente unido al Confíteor. Su uso pasó a España ya en el siglo XI cuando el ordinario que se impuso para sustituir la liturgia mozárabe fue el misal de la curia romana, por eso al restaurarla el cardenal Cisneros en Toledo, penetró en la misa hispánica.
Al principio de las oraciones, como hoy en el inicio de la celebración eucarística en el Misal Romano de 1969 tras besar el altar, está la señal de la cruz acompañada de las palabras “In nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti” tomadas del mandato de bautizar a todo el mundo. Esta fórmula nos recuerda el poder que nos ha sido concedido de participar en el sacrificio eucarístico. Hace pues, esta fórmula, de puente entre los dos sacramentos del bautismo y la eucaristía.
Introibo ad altare Dei (Me acercaré al altar de Dios…) y salmo 42: No nos debe extrañar que entre las diversas fórmulas que se podían rezar camino del altar o de pie ante él, como acabo cuajando, se impusiera el salmo 42. Si hay que escoger un salmo difícilmente podemos encontrar otro más apto. El salmo va trazando la evolución psicológica del que entra en la casa de Dios para orar o para ofrecer el sacrificio. El hombre pasa del modo de pensar del que sólo piensa en sí mismo y en sus necesidades a otro que, iluminado desde arriba, hace propósito de entrar en la casa de Dios a cumplir sus deberes religiosos. No es fácil, continuamente le llega el recuerdo de sus aflicciones, pero se sobrepone definitivamente para sólo atender al culto divino.
Y llega el Confíteor. Ya en el siglo XI la postura corporal con que se rezaba era la inclinación profunda con sus tres golpes de pecho al “mea culpa, mea culpa, mea máxima culpa” primero por el celebrante seguida de la oración Misereatur (El Señor tenga misericordia de ti…) recitada por los fieles y muy especialmente por el acólito y después por los fieles y seguida del Misereatur y del Indulgentiam pronunciado por el sacerdote (Que el Señor nos conceda la indulgencia, la absolución y la remisión de nuestros pecados….) Posteriormente y antes de subir las tres gradas del altar se rezan unos versículos desde el siglo XII que nos preparan al beso u ósculo del altar: Deus tu conversus, Ostende y Domine exaudi (Oh Dios, vuélvete hacia nosotros, muéstranos Señor, tu misericordia).
Aufer a nobis: es una fórmula antigua, completamente en silencio que pide Al Señor que aleje nuestras iniquidades para que con pura mente podamos entrar en el santuario. Posteriormente al besar el ara del altar, con las reliquias de los mártires que allí están depositadas se reza la plegaria “Oramus te Domine, per merita sanctorum tuorum quórum reliquiae hic sunt et ómnibus sanctis ut indulgere digneris omnia peccata mea” (Te pedimos Señor por el merito de tus santos cuyas reliquias están aquí y de todos los santos, te dignes perdonar mis pecados).
Este beso del altar, que es el primer gesto con el que comienza el Novus Ordo de Pablo VI, es una alegoría del saludo a Cristo del celebrante, que representa al pueblo, pero también el beso del altar, al estar allí las reliquias de los mártires, es un símbolo de Cristo, que por medio de quien lo representa (el sacerdote), saluda a su Iglesia. Hasta el final del siglo XII no se conocen más ósculos al altar que al principio y al final de la misa y en un sitio dentro del canon. Pero a partir del siglo XIII aparecen cada vez que el sacerdote se vuelve hacia el pueblo. Esto es señal de que prevaleció una significación por encima de la otra, a saber, la renovación de la unión con Cristo (el altar) antes de saludar al pueblo. Sin entrar en una u otra, hay que recordar que el sentido primitivo del ósculo es el de venerar el lugar sagrado del sacrificio. Al saludo del altar sigue, en las misas solemnes y cantadas, la incensación del altar, que la Iglesia adoptó cuando el significado pagano de adoración idolátrica dejó de ser peligroso y su simbolismo tan elocuente, de nubes de incienso que pausadamente se levantan de la tierra al cielo en signo de adoración, se impuso sobre los antiguos reparos. Además adquiere el incienso el simbolismo de la purificación y santificación. Ese significado se impone a partir del siglo X y se inciensan no sólo el altar, sino el evangeliario, los ministros y también el pueblo, ungiendo de homenaje y veneración los objetos sagrados y constituyéndose en portador de bendiciones para los hombres.
En el Novus Ordo del 69 aparece aquí el saludo al pueblo bajo diversas fórmulas con que se inicia la celebración, cuya base es el “Dominus vobiscum” (El Señor esté con vosotros) Es un saludo, lo mismo que el “Pax Vobis” (La Paz con vosotros) que dice en su lugar el Obispo y que encuentra su paralela desde el siglo IV en Oriente con el “Irina Pasin” (La Paz con vosotros): su fin es establecer contacto con la comunidad antes de establecer comunicación con ella, o para invitarles al acto penitencial o para anunciarles la Palabra de Dios o llegado el caso, invitarla a la oración.
En el modo extraordinario del rito romano (Misal de Juan XXIII 1962) ese saludo aparece por primera vez únicamente antes de la Colecta. (El primer “Dominus vobiscum” antes del “Aufer a nobis” tiene una significación muy distinta de la que tiene en el resto de la misa: la de pedir a los circunstantes que recen por él antes de subir al altar)
Próximo capítulo: Los Kyries.

martes, 29 de julio de 2014

Martirologio Romano 1956.

29 de Julio / Die 29 Julii.  Quarto Kalendas Augusti. 


En Tarascón de la Galia Narbonense, santa Marta, Virgen, hospedadora de nuestro Salvador, y hermana de los santos María Magdalena y Lázaro.
Tarasci, in Gallia Narbonensi, sanctae Marthae Virginis, hospitae Salvatoris nostri ac sororis beatorum Mariae Magdalenae et Lazari.

Romae, via Aurelia, sancti Felicis Secundi, Papae et Martyris; qui, ab Ariano Imperatore Constantio, ob catholicae fidei defensionem, e sede sua dejectus, et Cerse, in Tuscia, occulte  gladio necatus, gloriose occubuit. Ejus corpus, inde a Clericis raptum, eadem via sepultum fuit; postea vero, ad Ecclesiam sanctorum Cosmae et Damiani delatum, ibidem, Gregorio Decimo tertio Summo Pontifice, repertum est sub altari, una cum reliquiis sanctorum Martyrum Marci, Marcelliani et Tranquillini, atque in eodem loco, pridie Kalendas Augusti, simul cum eis reconditum. In quo etiam altari inventa fuerunt corpora sanctorum Martyrum Abundii Presbyteri, et Abundantii Diaconi; quae, non multo post, ad Ecclesiam Societatis Jesu solemniter translata sunt pridie natalis eorum. 
(San Felix Segundo Papa y Mártir)

En Roma, en la vía Portuense, los santos Mártires Félix, Simplicio, Faustino y Beatriz, en los tiempos del Emperador Diocléciano; los dos primeros, al cabo de muchos y diversos suplicios, fueron condenados a la pena capital; Beatriz, su hermana, por confesar a Cristo, fue ahorcada en la cárcel.
Item Romae, via Portuensi, sanctorum Martyrum Simplicii, Faustini et Beatricis, temporibus Diocletiani Imperatoris. Horum duo primi, post multa et diversa supplicia, jussi sunt capitalem subire sententiam; Beatrix vero, eorum soror, in confessione Christi est in carcere praefocata.

Allí mismo, los santos Mártires Lucila y Flora, Vírgenes, Eugenio, Antonino y Teodoro y dieciocho Compañeros; los cuales, en el imperio de Galieno, consumaron el martirio.
Romae praeterea sanctorum Martyrum Lucillae et Florae Virginum, Eugenii, Antonini, Theodori, et Sociorum decem et octo; qui sub Gallieno Imperatore martyrium obierunt.


Asimismo en Roma, santa Serapia, Virgen, la cual, en tiempo del Emperador Adriano, fue entregada a dos jóvenes lascivos, y no pudiendo ser de ellos burlada, ni después abrasada con teas encendidas, por orden del Juez Dérilo fue apaleada y después degollada. Su cuerpo fue depositado por santa Sabina en el sepulcro que ésta tenía junto a un terreno de Vindiciano; pero la memoria de su martirio se celebra el 3 de Septiembre, en que el sarcófago de ambas fue allí mismo compuesto, y adornado, y aquel lugar consagrado a la oración.
Item Romae sanctae Serapiae Virginis, quae, sub Hadriano Principe, cum esset tradita duobus lascivis juvenibus et minime potuisset illudi, nec postmodum ardentibus facibus inflammari, Derilli Judicis jussu fustibus caesa est, dehinc gladio decollata. Ejus corpus a beata Sabina in suo monumento, juxta aream Vindiciani, sepultum est; sed memoria ipsius martyrii tertio Nonas Septembris celebrior habetur, quo die ambarum sarcophagum ibi compositum et ornatum fuit, et locus orationis condigne dicatus.

En Gangres de Paflagonia, san Calinico, Mártir, el cual, azotado con varas de hierro y atormentado con otros suplicios, finalmente echado en un horno, entregó su alma a Dios.
Gangris, in Paphlagonia, sancti Callinici Martyris, qui, virgis ferreis verberatus aliisque suppliciis afflictus, tandem, in fornacem injectus, spiritum Deo reddidit.

En Noruega, san Olavo, Rey y Mártir.
In Norvegia sancti Olavi, Regis et Martyris. 

En Troves de Francia, san Lupo, Obispo y Confesor, que, en compañía de san Germán, fue a Inglaterra a combatir la herejía de los Pelagianos, y con su continua oración defendió la ciudad de Troyes del furor de Atila, que devastaba las Galias; por fin, habiendo dignamente desempeñado cincuenta y dos años el cargo sacerdotal, descansó en paz.
Trecis, in Gallia, sancti Lupi, Episcopi et Confessoris; qui, cum beato Germano, ad expugnandam Pelagianorum haeresim, in Britanniam perrexit, urbemque Trecas a furore Attilae, Galliam omnem devastantis, assidua oratione defendit; demum, quinquaginta duobus annis sacerdotio venerabiliter functus, in pace quievit.

En la ciudad de Brieuc, en Francia, san Guillermo, Obispo y Confesor.
In civitate Briocensi, in Gallia, sancti Gulielmi, Episcopi et Confessoris. 

También la dichosa muerte de san Próspero, Obispo de Orleáns.
Item depositio beati Prosperi, Aurelianensis Episcopi.

En Todi de Umbría, san Faustino, Confesor.
Apud Tudertum, in Umbria, sancti Faustini Confessoris. 

En la ciudad de Mamia, santa Serafina.
In civitate Mamiensi sanctae Seraphinae. 

En Roma, san Urbano II, Papa, el cual, siguiendo las pisadas de san Gregorio VII, resplandeció por el celo de la doctrina y de la religión, y excitó a los fieles cruzados a rescatar del poder de los infieles los Santos Lugares de Palestina. El culto que desde tiempo inmemorial se le tributaba fue ratificado y confirmado por el Sumo Pontífice León XIII.
Romae beati Urbani Papae Secundi, qui, sancti Gregorii Septimi vestigia secutus, doctrinae et religionis studio enituit, et fideles  Cruce signatos ad sacra Palaestinae loca ex infidelium dominio redimenda excitavit. Cultum autem, ab immemorabili tempore eidem exhibitum,Leo Decimus tertius, Pontifex Maximus, ratum habuit et confirmavit


Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

lunes, 28 de julio de 2014

La foto del día.

*
Este domingo 7° después de Pentecostés, nos ha visitado el Padre Carlos Bolelli, sacerdote diocesano, Párroco de San José de Algarrobito, Arzobispado de La Serena, y a celebrado la Santa Misa Tridentina. AMDG

sábado, 26 de julio de 2014

Santa Ana.

Madre de la Santísima Virgen María
Patrona de abuelos; madres; amas de casa; mujeres embarazadas; matrimonios sin hijos; costureros; carpinteros; jinetes; mineros; torneros. Protectora contra la pobreza y la esterilidad.
SANTA ANA, Madre de la Santísima Virgen María
Por el fruto se conoce el árbol.
(Mateo 12, 33)
Santa Ana, después de veinte años de infecundidad, obtuvo del Cielo, por sus lágrimas, sus ayunos y oraciones, el favor de ser madre. Educó a la Virgen María como a hija que le había concedido el Cielo para algún gran destino. Cuando la niña cumplió tres años, Ana la condujo al Templo y la ofreció al Señor. Poco tiempo después murió con la muerte de los justos, tan preciosa siempre ante los ojos de Dios..
MEDITACIÓN
SOBRE TRES CONDICIONES
REQUERIDAS PARA QUE
NUESTRAS ORACIONES
SEAN EFICACES
I. Sólo después de veinte años de súplicas y de mortificaciones, Santa Ana fue escuchada. No te desanimes si Dios no te concede de inmediato lo que le pides: persevera en la oración; obtendrás lo que pidas, siempre que pidas cosas buenas y que lo pidas con humildad y confianza. Aplazas el escuchar, oh Dios mío, a fin de enseñarnos a pedir; finges no oír, a fin de que perseveremos (San Anselmo).
II. Un ángel vino a anunciar a Santa Ana que su oración había sido acogida, y ella creyó sin titubear. Nuestro Señor mismo ha dicho que todo lo que pidieres en su nombre, te será concedido; ¡y todavía lo dudas! Dios puede y quiere concederte las gracia que le pides; no carece de poder ni de voluntad para esto, puesto que es omnipotente y más vivamente quiere hacernos don de sus mercedes que lo que nosotros mismos queremos tenerlas. Ruega, pues, pero hazlo con fe viva e inquebrantable; pide por los méritos de Jesucristo. ¿No es verdad, acaso, que te diriges a Dios sólo después de haber agotado todos los medios mundanos?
III. Santa Ana, agradecida por el favor que el cielo le había acordado, ofreció a Dios en el Templo, a la hija que le había dado. ¿Has agradecido tú las gracias que de Él has recibido? ¿Tal vez las has olvidado, acaso has abusado de ellas para ofender a Dios tu bienhechor? No es digno de recibir nuevos beneficios quien no agradece los que ha recibido (San Bernardo).
La mortificación.
Orad por la perseverancia de los buenos.
ORACIÓN
Oh Dios, que os dignasteis conceder a Santa Ana la gracia de dar al mundo a la Madre de Vuestro Unigénito Hijo, haced, por vuestra misericordia, que nos ayude junto a Vos la intercesión de aquélla cuya fiesta celebramos. Por J. C. N. S.
Fuentes:
- Santoral de Juan Esteban Grosez, S.J. - Tomo III; Patron Saints Index.

viernes, 25 de julio de 2014

Martirologio Romano 1956.

25 de Julio / Die 25 Julii. Octavo Kalendas Augusti. 


Santiago Apóstol, que fue hermano de san Juan Evangelista, y degollado por Herodes Agripa, cerca de la fiesta de Pascua, fue el primero de los Apóstoles que recibió la corona del martirio. Sus sagrados huesos, trasladados en este día desde Jerusalén a España, y colocados en sus últimos confines en Galicia, son piadosamente venerados con singularísima devoción de aquellas gentes y de los fieles de toda la Cristiandad, que por devoción y por voto acuden a visitarlos.
Sancti Jacobi Apostoli, qui exstitit beati Joannis Evangelistae frater; et, prope festum Paschae ab Herode Agrippa decollatus, primus ex Apostolis coronam martyiii percepit. Ejus sacra ossa, ab Hierosolymis ad Hispanias hoc die translata, et in ultimis earum finibus apud Gallaeciam recondita, celeberrima illarum gentium veneratione, et frequenti Christianorum conctirsu, religionis et voti causa illuc adeuntium, pie coluntur.


En Licia, san Cristóbal, Mártir, el cual, en el imperio de Decio, magullado con varas de hierro, y preservado por la celestial virtud de Cristo, de la voracidad de las llamas, finalmente acribillado a saetas y cortada la cabeza, consumó el martirio.
In Lycia sancti Christophori Martyris, qui, sub Decio, virgis ferreis attritus, et e flammae aestuantis incendio superna Christi virtute servatus, ad ultimum, sagittarum ictibus confossus, capitis obtruncatione martyrium complevit.


En Barcelona de España, el triunfo de san Cucufate, Mártir, que, en la persecución de Diocleciano, siendo Presidente Daciano, superados muchísimos tormentos y muerto al filo de la espada, se fue vencedor al cielo.
Barcinone, in Hispania, natalis beati Cucuphatis Martyris, qui, in persecutione Diocletiani, sub Daciano Praeside, plurimis tormentis superatis, tandem, percussus gladio, victor migravit in caelum.

En Palestina, san Pablo, Mártir, el cual, en la persecución de Maximiano Galerio, siendo Presidente Firmiliano, condenado a muerte y obtenido un corto espacio de tiempo para orar, rogó a Dios de todo corazón, primero por sus hermanos los Cristianos, después por los Judíos y Gentiles para que conociesen la verdad de la fe, luego por la muchedumbre de los circunstantes, últimamente por el Juez que le había condenado y por el verdugo que le iba a dar el golpe; y cortada la cabeza, recibió la corona del martirio.
In Palaestina sancti Pauli Martyris, qui, in persecutione Maximiani Galerii, sub Firmiliano Praeside, capitis damnatus, et, exiguo orandi spatio impetrato, primum pro contribulibus suis, deinde pro Judaeis et Gentilibus, ut fidei veritatem agnoscerent, postea pro circumstantium multitudine, demum pro Judice qui ipsum damnaverat, et pro carnifice a quo feriendus erat, Deum toto corde precatus, martyrii coronam, abscissis cervicibus, accepit.

En Furco de los Vestinos, los santos Mártires Florencio y Félix, naturales de Siponte.
Furconii, in Vestinis, sanctorum Martyrum Sipontinorum Florentii et Felicis.

En Córdoba de España, san Teodomiro, Monje y Mártir.
Cordubae, in Hispania, sancti Theodemiri, Monachi et Martyris.

En Palestina, santa Valentina, Virgen, la cual, conducida al altar para que ofreciese sacrificio, y habiéndolo echado a tierra con los pies, fue primero cruelísimamente atormentada, y arrojada luego en la hoguera con otra Virgen compañera suya, voló al Esposo.
In Palaestina sanctae Valentinae Virginis, quae, cum ad aram, ut immolaret, adducta esset, eamque calcibus evertisset, prius dirissime cruciata est; deinde, una cum socia Virgine, in ignem conjecta cucurrit ad Sponsum.

En Tréveris, san Magnerico, Obispo y Confesor.
Treviris sancti Magnerici,Episcopi et Confessoris.


Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

jueves, 24 de julio de 2014

Organería Valdebenito

Fundada en 1996, ORGANERÍA VALDEBENITO es una empresa en la confluyen diseño, metalurgia,mecánica, ebanistería y sonido para fabricar y restaurar obras de arte irrepetibles. Nuestra artesanía está centrada en dar la mejor respuesta posible a los requerimientos de músicos e instituciones. Gracias a ello, ORGANERÍA VALDEBENITO ha tenido importantes auspicios de instituciones y el reconocimiento de organeros extranjeros, tales como Le Centre International des Chemins du Baroque; Jean François Dupont Facteur d’Orgues; Waldkircher Orgelbau Jäger und Brommer, lo que le ha permitido prestar servicios en diversos países de Latinoamérica, restaurando instrumentos inutilizados que han vuelto a recuperar su sonido original.

*

martes, 22 de julio de 2014

Martirologio Romano 1956.

22 de Julio / Die 22 Julii.  Undecimo Kalendas Augusti. 




En Marsella de Francia, el nacimiento para el cielo de santa María Magdalena, de la cual lanzó el Señor siete demonios, y fue la primera que mereció ver al mismo Salvador resucitado.
Apud Massiliam, in Gallia, natalis sanctae Mariae Magdalenae, de qua Dominus ejecit septem daemonia, et quae ipsum Salvatorem a mortuis resurgentem prima videre meruit.





En Lisboa de Portugal, el triunfo de san Lorenzo de BrindisConfesor, de la orden de los hermanos menores capuchinos, al cual, por la predicación de la palabra de Dios, por la doctrina celeste y por las legaciones pontificias, y esclarecido en las cosas para la gloria de Dios y para utilidad de la Iglesia, el Papa León XIII declaró doctor de la Iglesia universal y mandó que su fiesta se celebrara el día de ayer.

Ulyssipone, in Lusitania, item natalis sancti Laurentii a Brundusio, Confessoris, ex Ordine Fratrum Minorum Capuccinorum, quem verbi Dei praedicatione, caelesti doctrina, pontificiis legationibus rebusque ad Dei gloriam et Ecclesiae utilitatem feliciter gestis praeclarum, Leo Papa decimus tertius Sanctarum fastis adscripsit, et Summus Pontifex Joannes vigesimus tertius universalis Ecclesiae Doctorem declaravit, ejusque festum pridie hujus diei celebrari jussit.



En Filipos de Macedonia, santa Síntiques, de quien hace mención san Pablo Apóstol.

Philippis, in Macedonia, sanctae Synthyches, cujus meminit beatus Paulus Apostolus.





En Ancira de Galacia, el triunfo de san Platón, Mártir, el cual, siendo Lugarteniente Agripino, fue azotado, desgarrado con uñas de hierro y atormentado con otros géneros de atroces suplicios; y por fin, cortada la cabeza, entregó su invencible alma a Dios. De sus milagros en socorrer a los cautivos hablan las Actas del segundo Concilio Niceno.
Ancyrae, in Galatia, natalis sancti Platonis Martyris, qui, sub Agrippino Vicario,verberibus caesus, uncis laniatus ferreis, aliisque immanissimis tormentorum generibus cruciatus, demum, abscisso capite, invictam animam Deo reddidit. Ipsius vero miracula in subveniendis captivis, Acta secundae Synodi Nicaenae testantur.



En Chipre, san Teófilo, Pretor, que, apresado por los árabes, y no pudiendo ser reducido ni con dones ni con amenazas, a renegar de Cristo, fue degollado.

In Cypro sancti Theophili Praetoris, qui ab Arabibus tentus, et, cum nec donis nec minis flecti posset ut Christum negaret, gladio caesus est.



En Antioquía, san Cirilo, Obispo, célebre en santidad y doctrina.
Antiochiae sancti Cyrilli Episcopi, doctrina et sanctitate conspicui.



En Menat, territorio de Auvernia, san Meneleo, Abad.

Menati, in territorio Arvernensi, sancti Menelei Abbatis. 





En el monasterio de Fontenelle en Francia, san Vandregísilo, Abad, esclarecido en milagros; cuyo cuerpo fue llevado después al monasterio Blandino en Flandes.

In monasterio Fontanellae, in Gallia, sancti Wandregisili Abbatis, miraculisclari; cujus corpus ad Blandinum monasterium, in Flandria, postea delatum fuit.



En Escitópolis de Palestina, san José, Conde.

Scythopoli, in Palaestina, sancti Josephi Comitis.




Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

lunes, 21 de julio de 2014

Martirologio Romano 1956.

21 de Julio / Die 21 Julii.  Duodecimo Kalendas Augusti. 


San Lorenzo de Brindis, Confesor y Doctor de la Iglesia, de la orden de los hermanos menores capuchinos, que se fue al cielo el día siguiente.
Sancti Laurentii a Brundusio,Confessoris et Ecclesiae Doctoris, ex OrdineFratrum Minorum Capuccinorum, qui sequenti die migravit in caelum.


En Roma, santa Práxedes, Virgen, la cual, instruida en la perfecta castidad y en la ley divina, después de pasar la vida en continuas vigilias, oraciones y ayunos, descansó en Cristo y fue sepultada juntó a su hermana Pudenciana en la vía Salaria.
Romae sanctae Praxedis Virginis, quse, in omni castitate et lege divina cum esset erudita, vigiliis et orationibus atque jejuniis assidue vacans, quievit in Christo, sepultaque est, juxta sororem suam Pudentianam, via Salaria.


En Babilonia, san Daniel, Profeta.
Babylone sancti Danielis Prophetae. 

En Comana de Armenia, san Zótico, Obispo y Mártir, que fue coronado en el imperio de Severo.
Comanae, in Armenia, sancti Zotici, Episcopi et Martyris; qui sub Severo coronatus est.


En Marsella de Francia, el triunfo de san Víctor, el cual, siendo soldado y no queriendo ni seguir la milicia ni sacrificar a los ídolos, primero fue echado a la cárcel, donde le visitó un Ángel; castigado después con diferentes suplicios, y últimamente triturado con una rueda de molino, consumo el martirio. Padecieron también con él tres soldados, a saber: Alejandro, Feliciano y Longinos.
Massiliae, in Gallia, natalis sancti Victoris, qui, cum esset miles, et nec militare neque idolis sacrificare vellet, hinc, primo in carcerem trususibique ab Angelo visitatus, deinde variis cruciatibus punitus, novissime, contritus in mola pistoria, martyrium consummavit. Passi sunt cum ipso et tres milites, id est Alexander, Felicianus et Longinus.

En Troyes de Francia, el suplicio de los santos Claudio, Justo, Jucundiano y cinco Compañeros, siendo Emperador Aureliano.
Trecis, in Gallia, passio sanctorum Claudii, Justi, Jucundini et Sociorum quinque, sub Aureliano Imperatore.

Allí mismo, santa Julia, Virgen y Mártir.
Ibidem sanctae Juliae, Virginis et Martyris. 

En Estraburgo, san Argobasto, Obispo, esclarecido en milagros.
Argentorati sancti Arbogasti Episcopi, miraculis clari.


En Siria, san Juan, Monje, que fue colega de san Simeón.
In Syria sancti Joannis Monachi, qui exstitit collega sancti Simeonis.


Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.