jueves, 29 de enero de 2015

Martirologio Romano 1956.

29 de Enero / Die 29 Januarii. Quarto Kalendas Februarii. 


San Francisco de Sales, Obispo de Ginebra y Confesor y Doctor de la Iglesia, Patrono principal delante de Dios de todos los Escritores católicos, que en los diarios y otros escritos destinados al público, ilustran, propagan y defienden la Cristiana sabiduría; el cual subió al cielo el día 28 de Diciembre; pero su fiesta se celebra principalmente en este día, por causa de la Traslación de su cuerpo.
Sancti Francisci Salesii, Episcopi Gebennensis, Confessoris et Ecclesiae Doctoris, omnium Scriptorum catholicorum, diariis aliisve scriptis in vulgus edendis sapientiam Christianam illustrantium ac provehentium et tutantium, peculiaris apud Deum Patroni; qui migravit in caelum quintoKalendas Januarii, sed hac die, ob Translationem corporis ejus, potissimum colitur.

En Tréveris, el tránsito, de san Valerio, Obispo, que fue discípulo del Apóstol san Pedro.
Treviris depositio beati Valerii Episcopi, qui fuit discipulus sancti Petri Apostoli.


En Roma, en la vía Nomentana, el triunfo de los santos Mártires Papías y Mauro, soldados, imperando Diocleciano, a los cuales el Prefecto de la ciudad, Laodicio, la primera vez que confesaron a Cristo, mandó golpear la boca con piedras, y así arrojarlos a la cárcel, después apalearlos y últimamente herirlos con plomadas, hasta que expirasen.
Romae, via Nomentana, natalis sanctorum Martyrum Papiae et Mauri militum, tempore Diocletiani Imperatoris; quorum ora jussit Laodicius,Urbis Praefectus, ad primam Christi confessionem lapidibus contundi, et sic eos in carcerem trahi, ac postea fustibus caedi, atque ad ultimum plumbatis percuti, donec exspirarent.


En Perusa, san Constancio, Obispo y Mártir, el cual, juntamente con sus Compañeros, en tiempo de Marco Aurelio, por defender la fe, recibió la corona del martirio.
Perusiae sancti Constantii, Episcopi et Martyris; qui, una cum Sociis, sub Marco Aurelio Imperatore, ob fidei defensionem, martyrii coronam accepit.


En Milán, san Aquilino, Presbítero, al cual los Arrianos atravesaron con una espada la garganta, y así fue coronado del martirio.
Mediolani sancti Aquilini Presbyteri, qui, ab Arianis gladio in gutture transfixus, martyrio coronatur.


En Edesa de Siria, los santos Mártires Sarbelio y Bárbea, su hermana, los cuales, habiendo sido bautizados por san Barsimeo Obispo, en la persecución de Trajano, siendo Presidente Lisias, fueron ambos coronados del martirio.
Edessae, in Syria, sanctorum Martyrum Sarbelii et Barbeae sororis, qui, a beato Barsimaeo Episcopo baptizati, ambo, in persecutione Trajani, sub Lysia Praeside, martyrio coronati sunt.

En el territorio de Troyes, san Sabiniano, Mártir, que de orden del Emperador Aureliano por la fe de Cristo fue degollado.
In territorio Tricassino sancti Sabiniani Martyris, qui, jubente Aureliano Imperatore, pro fide Christi decollatus est.

En Bourges de Aquitania, san Sulpicio Severo, Obispo, esclarecido en virtudes y erudición.
Apud Bituricas, in Aquitania, sancti Sulpicii Severi Episcopi, virtutibus et eruditione conspicui.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

miércoles, 28 de enero de 2015

Martirologio Romano 1956.

28 de Febrero / Die 28 Januarii. Quinto Kalendas Februarii. 


San Pedro Nolasco, Confesor y Fundador de la Orden de santa María de la Merced, redención de cautivos; el cual durmió en el Señor el 25 de Diciembre.
Sancti Petri Nolasci Confessoris, qui Ordinis beatae Mariae de Mercede redemptionis captivorum exstitit Fundator, et octavo Kalendas Januarii obdormivit in Domino.

En Roma, la segunda fiesta de santa Inés, Virgen y Mártir.
Romae sanctae Agnetis, Virginis et Martyris, secundo.


En Alejandría, el tránsito de san Cirilo, Obispo de la misma ciudad, Confesor y Doctor de la Iglesia, el cual, preclarísimo defensor de la fe católica e ilustre en santidad y doctrina, descansó en paz. Su fiesta se celebra el 9 de Febrero.
Alexandriae natalis sancti Cyrilli, ejusdem urbis EpiscopiConfessoris et Ecclesiae Doctoris; qui, catholicae fidei praeclarissimus propugnator, doctrina et sanctitate illustris quievit inpace. Ejus tamen festivitas quinto Idus Februarii celebratur.

En Roma, san Flaviano, Mártir, que. padeció en tiempo de Diocleciano.
Romae sancti Flaviani Martyris, qui sub Diocletiano passus est.

En Alejandría, el suplicio de muchísimos santos Mártires, los cuales, celebrando tal día como hoy en la Iglesia los sagrados misterios, fueron muertos con varias clases de suplicios por la facción de Siriano, Caudillo Arriano.
Alexandriae passio plurimorum sanctorum Martyrum, qui, hac ipsa die,  a factione Syriani,  Ducis Ariani, dum in Ecclesia synaxim agerent, diverso mortis genere sunt interempti.

En Apolonia, los santos Mártires Leucio, Tirso y Calinico, atormentados de muchas maneras en el imperio de Decio; el primero y el último de ellos consumaron el martirio, siendo degollados; Tirso, llamado por una voz celestial, entregó su alma a Dios.
Apolloniae sanctorum Martyrum Leucii, Thyrsi et Callinici; qui, tempore Decii Imperatoris, variis tormentorum generibus cruciati, ac primus et ultimus abscissione capitis, mediuscaelesti voce evocatus spiritum reddens, martyrium consummarunt.

En la Tebaida, los santos Mártires Leónides y sus Compañeros; los cuales, en tiempo de Diocleciano, consiguieron la palma del martirio.
In Thebaide sanctorum Martyrum Leonidae et Sociorum, qui, tempore Diocletiani, palmam martyrii sunt assecuti.

En Zaragoza de España, san Valerio, Obispo.
Caesaraugustae, in Hispania, sancti Valerii Episcopi. 

En Cuenca de España, el nacimiento para el cielo de san Julián, Obispo, el cual, distribuyendo a los pobres los bienes de la Iglesia y buscando para sí el sustento con el trabajo de sus manos, a imitación de los Apóstoles, esclarecido en milagros, descansó en paz.
Conchae, in Hispania, natalis sancti Juliani Episcopi, qui, erogans in pauperes bonaEcclesiae, opera manuum sibi more Apostolico victumquaerens, clarus miraculis quievit in pace.

En un monasterio de Riomé, en Francia, la dichosa muerte de san Juan, Presbítero, varón consagrado a Dios.
In monasterio Reomaensi, in Gallia, depositio sancti Joannis Presbyteri, viri Deo devoti.

En Palestina, Santiago el Ermitaño, que, después de haber caído en pecado, vivió mucho tiempo escondido en un sepulcro, haciendo penitencia, y, esclarecido en milagros, pasó al Señor.
In Palaestina sancti Jacobi Eremitae, qui, post lapsum, diu, poenitentiae causa, in sepulcro latuit, et clarus miraculis migravit ad Dominum.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

martes, 27 de enero de 2015

Martirologio Romano 1956.

27 de Enero / Die 27 Januarii. Sexto Kalendas Februarii. 


San Juan Crisóstomo, Obispo de Constantinopla, Confesor y Doctor de la Iglesia, celestial Patrono de los Oradores sagrados, que descansó en el Señor el día 14 de Septiembre. Su sagrado cuerpo, trasladado tal día como hoy, en tiempo de Teodosio el Joven, a Constantinopla, y de allí, más tarde, a Roma, fue depositado en la Basílica del Príncipe de los Apostóles.
Sancti Joannis Chrysostomi, Episcopi Constantinopolitani, Confessoris et Ecclesiae Doctoris, caelestis Oratorumsacrorum Patroni; qui decimo octavo Kalendas Octobris obdormivit in Domino. Ejiis sacrum corpus, sub Theodosio juniore, hac die Constantinopolim, inde postea Romam translatum fuit, et in Basilica Principis Apostolorum conditum.

En Brescia, el tránsito de santa Ángela Mérici, Virgen, de la tercera Orden de san Francisco, que fundó la Congregación de Vírgenes de santa Úrsula, cuyo principal cargo fuese enderezar a las niñas por los caminos del Señor. Su festividad, por decreto del Papa Pío IX, se celebra el 31 de Mayo.
Brixiae natalis sanctae Angelae Merici Virginis, ex tertio Ordine sancti Francisci, quae Societatem Virginum sanctae Ursulae instituit, qnarum praecipuum munus esset dirigere adolescentulas in vias Domini. Ejus tamen festivitas, ex decreto Pii Papae Duodecimi, Kalendis Junii celebratur.

En Mans de Francia, el tránsito de san Julián, primer Obispo de aquella ciudad, enviado allá por san Pedro a predicar el Evangelio.
Apud Cenomanos, in Gallia, depositio sancti Juliani, ejusdem urbis primi Episcopi, quem sanctus Petrus illuc ad praedicandum Evangelium misit.

En Sora, san Julián, Mártir, el cual, en la persecución de Antonino y siendo Presidente Flaviano, fue preso, y habiéndose caído el templo de los ídolos mientras él era atormentado, cortada la cabeza, recibió la corona del martirio.
Sorae sancti Juliani Martyris, qui, in persecutione Antonini, sub Flaviano Prseside, comprehensus est, et, cum idolorum templum, dum ipse torqueretur, corruisset, martyrii coronam, truncato capite, accepit.

En África, san Avito, Mártir.
In Africa sancti Aviti Martyris. 

Allí mismo los santos Mártires Dacio, Reatro y sus Compañeros, martirizados en la persecución Vandálica.
Ibidem sanctorum Martyrum Datii, Reatri et Sociorum, qui in persecutione Wandalica passi sunt.
Igualmente, los santos Dativo, Julián, Vicente y otros veintisiete Mártires.
Item sanctorum Dativi, Juliani, Vincentii atque aliorum viginti septem Martyrum. 

En Roma, san Vitaliano, Papa.
Romae sancti Vitaliani Papae. 

En el monasterio de Bovon, en Francia, san Mauro, Abad.
In monasterio Bodacensi,  in Gallia, sancti Mauri Abbatis.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

lunes, 26 de enero de 2015

Padre Alfonso Gálvez : “Necesidad de tener fe en Cristo Jesús”

“Necesidad de tener fe en Cristo Jesús”
El evangelio de hoy nos habla de la curación del siervo del centurión romano. El Señor alaba la fe de este centurión: “Os digo que no he encontrado en todo Israel un hombre con tanta fe”.
En estos tiempos actuales se echa en falta personas con esta fe. La “Nueva Iglesia”, que antes era un trasunto del cielo, se ha convertido en páramo, en terreno desolado. Desaparecida la fe en Cristo, desaparece la Iglesia, desaparece el mismo hombre.
Jesús es la luz verdadera, pero el hombre ha preferido las tinieblas.
Hay muchos otros episodios del evangelio donde se ensalza la fe en Cristo: el diálogo con la samaritana en el pozo de Sicar, la resurrección de Lázaro, la curación del ciego de nacimiento, la curación del leproso que se acerca a Jesús.
La Nueva Iglesia piensa que estas palabras de Cristo ya no tienen valor. Ya no se cree en sus palabras, en sus enseñanzas, en su persona. Y todo ello se ha debido por haber dejado de amar de verdad a Cristo.
La Iglesia modernista le ha declarado la guerra a muerte a la fe en la persona de Cristo.
Hay también una guerra a muerte a la Eucaristía. Se empezó haciendo desaparecer de la conciencia de los hombres la malicia del pecado. Desaparecido el pecado, desapareció la necesidad de confesarse y pedir perdón. A ello le siguieron la multitud de los ministros eucarísticos, la comunión en la mano. Aunque el golpe de gracia contra la Eucaristía se le dio con la Misa del Novus Ordo . Aunque es una Misa verdadera, el acento no se pone en el sacrificio de Cristo sino en una comida de hermandad.
En la Misa de siempre, en la celebración de la muerte de Cristo iba incluida nuestra participación en esa muerte por amor a Él. Esa dimensión prácticamente se ha perdido en la nueva misa.
Si desaparece la fe en la persona de Cristo, desaparece el amor. Y si desaparece el amor entonces, ¿qué es esta vida?
Si vivir es amar y ser amado,
sólo deseo vivir enamorado…
Frente a todo este mal que nos rodea nos quedan las promesas de Cristo: “Yo estaré con vosotros para siempre hasta el fin del mundo”. “Me voy y vuelvo a vosotros…””Esta es la victoria que vence a mundo, nuestra fe”.

domingo, 25 de enero de 2015

Domingo III después de Epifanía.

Los dos milagros de que el Evangelio nos habla, y de que la Epístola se hace eco fiel, los trae San Mateo al empezar el Sermón de la Montaña "…que dejó maravilladas a las turbas". Estas confiesan que una doctrina como la de Jesús no puede menos de venir de Dios. Había ya causado gran admiración en la sinagoga de Nazarét (Comunión). Una sola palabra de Jesús Limpia al leproso cuya curación será comprobada oficialmente por los sacerdotes "para servirles de testimonio de la divinidad de Cristo" (Evangelio). También el Centurión afirma la divinidad de Cristo con sus palabras humildes y confiadas, que la Iglesia pone a diario en nuestros labios al comulgar. Lo demuestra asimismo con el modo que tiene que discurrir, cuando dice que si a él ningún soldado suyo le desobedece, menos todavía desobedecerá a Jesús la enfermedad. Todos, judíos y paganos, deben reconocer la realeza de Jesús, al cual están llamados todos sin distinción de hebreos y gentiles. El leproso, en efecto, pertenece al pueblo de Dios y ha de someterse a la Ley de Moisés. El Centurión, por el contrario, no es de Israel, según dice Jesús. Así que todos los pueblos participarán del banquete, en que la misma Divinidad será el alimento de sus almas. Y, así como en la sala de un festín todo es calor y luz, así también los suplicios del infierno, castigo de los negadores de la divinidad de Cristo, están muy bien significados en el frío y las tinieblas de afuera reinan, en esas "tinieblas exteriores" que tanto contrastan con el brillo deslumbrante de la sala de las bodas. Hagamos, pues, actos de fe en la divinidad de Jesús, y para entrar en ese reino, procuremos amontonar, por nuestra caridad, carbones ardientes sobre la cabeza de los que mal nos quieren (Epístola), o sea los sentimientos de confusión, que no podrán menos de concebir al ver nuestra nobleza del alma, y que no les permitirán sosegar mientras no hubieren expiado sus yerros.

sábado, 24 de enero de 2015

EPÍSTOLA (ROMANOS XII, 16-21)

HERMANOS: no os tengáis por sabios: ni volváis a nadie mal por mal: antes procurad obrar bien no sólo delante de Dios sino también delante de todos los hombres. Si es posible, y en cuanto esté de vuestra parte, vivid en paz con todos los hombres: no os venguéis, amados míos; mas dad lugar a que pase la ira: porque escrito está: a mí me pertenece la venganza; yo haré justicia, dice el Señor. Por tanto, si tu enemigo tuviese hambre, dale de comer: si sed, dale de beber; porque si esto hiciereis, carbones encendidos amontonarás sobre su cabeza. No te dejes vencer del mal: mas vence el mal con el bien.

viernes, 23 de enero de 2015

Martirologio Romano 1956.

23 de Enero / Die 23 Januarii. Decimo Kalendas Februarii. 


San Raimundo de Peñafort, de la Orden de Predicadores, Confesor cuyo tránsito se celebra el día 6 de este mes.
Sancti Raymundi de Penafort, ex Ordine Praedicatorum, Confessoris, cujus dies natalis octavo Idus Januarii recolitur.

En Roma, santa Emerenciana, Virgen y Mártir, la cual, todavía catecúmena, mientras oraba junto al sepulcro de santa Inés, de quien había sido hermana de leche, fue apedreada por los Gentiles.
Romae sanctae Emerentianae, Virginis et Martyris; quae adhuc catechumena, dum oraret ad sepulcrum sanctae Agnetis, cujus fuerat collactanea, a Gentilibus lapidata est.

En Filipos de Macedonia, san Pármenas, uno de los siete primeros Diáconos; el cual, entregado a la gracia de Dios, y cumplido fidelísimamente el cargo de la predicación que sus hermanos le habían impuesto, alcanzó, imperando Trajano, la gloria del martirio.
Philippis, in Macedonia, sancti Parmenae, qui fuit unus de septem primis Diaconis. Hic, traditus gratiae Dei, injunctum sibi a fratribus officium praedicationis plena fide consummans, martyrii  gloriam, sub Trajano, est adeptus.

En Ancira de Galacia, san Clemente, Obispo, el cual, muchas veces atormentado, por último, en tiempo del Emperador Diocleciano, consumó el martirio.
Ancyrae, in Galatia, sancti Clementis Episcopi, qui, saepius cruciatus, tandem, sub Diocletiano Imperatore, martyrium consummavit.

Allí mismo, san Agantángelo, que el mismo día fue martirizado por orden del Presidente Lucio.
Ibidem sancti Agathangeli,qui eodem die, sub Lucio Prseside, passus est.

En Cesárea de Mauritania, los santos Mártires Severiano y Áquila, su mujer, que murieron quemados.
Caesareae, in Mauritania, sanctorum Martyrum Severiani et Aquilae uxoris, ignibus combustorum.

En Antinóo, ciudad de Egipto, san Asclas, Mártir, que, al cabo de varios tormentos, precipitado en un río, entregó su alma, preciosa para Dios.
Apud Antinoum, Ægypti urbem, sancti Asclae Martyris, qui, post diversa tormenta, pretiosam Deo animam, in flumen praecipitatus, reddidit.

En Alejandría, san Juan el Limosnero, Obispo de aquella ciudad, celebérrimo por su misericordia con los pobres.
Alexandriae sancti Joannis Eleemosynarii, ejusdem urbis Episcopi, misericordiain pauperes celeberrimi.

En Toledo de España, san Ildefonso, Obispo, el cual, por la singular integridad de vida, y por haber salido a la defensa de la virginidad de la santísima Madre de Dios contra los herejes que la combatían, fue de esta Señora regalado con una blanquísima vestidura, y, por último, célebre en santidad, llamado al cielo.
Toleti, in Hispania, sancti Ildefonsi Episcopi, qui, ob singularem vitae integritatem, susceptamque fidei defensionem adversus haereticos, sanctissimae Dei Genitricis virginitatem impugnantes, ab eadem Virgine Maria donatus est candidissima veste ac demum, sanctitate celebris, in caelum vocatus.

En la provincia de Valeria, san Martirio, Monje, de quien hace mención san Gregorio Papa.
In Provincia Valeriae sancti Martyrii Monachi, cujus meminit beatus Gregorius Papa.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.