jueves, 27 de noviembre de 2014

Novena a Santa Bárbara.


Novena a Santa Bárbara, virgen y mártir, patrona de nuestro blog, y de nuestra parroquia.
*
Jaculatoria: ¡Santa patrona mía, haced que yo conozca a Dios y a mí mismo!
Pater Noster, Ave María, Glória Patri.
*
*

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Novena a Santa Bárbara.


Novena a Santa Bárbara, virgen y mártir, patrona de nuestro blog, y de nuestra parroquia.
*
Jaculatoria: ¡Santa patrona mía, haced que yo conozca a Dios y a mí mismo!
Pater Noster, Ave María, Glória Patri.
*
*

martes, 25 de noviembre de 2014

Novena a Santa Bárbara.


Mañana miércoles 26 de noviembre iniciamos la Novena a Santa Bárbara, virgen y mártir, patrona de nuestro blog.

Jaculatoria: ¡Santa patrona mía, haced que yo conozca a Dios y a mí mismo!

Pater Noster, Ave María, Glória Patri.

lunes, 24 de noviembre de 2014

San Juan de la Cruz, Confesor y Doctor.


De entre los poetas que produjo el Siglo de Oro hispánico, no hay lugar a dudas de que destaca Juan de Yepez, nacido en Fontiveros, Ávila, en 1542, a quien la historiografía literaria ha adscrito a la poesía mística española, por cuanto la producción de San Juan de la Cruz es una muestra palpable de la más alta experiencia religiosa experimentada por el fraile carmelitano. A juicio de la crítica, “era San Juan hombre y poeta del Renacimiento español y conoció las directrices culturales de su época (…). Vivió la experiencia de una orden en pleno proceso de reforma, entendió los temas fundamentales (también sus peligros) que se debatían en la espiritualidad española, esa espiritualidad donde en palabras de Salinas, “se libraban las grandes aventuras del alma”. Supo de literatura mística, bíblica, religiosa (…) manejó el lenguaje amoroso –italianista, tradicional, cancioneril- de la poesía coetánea”.
Como es bien sabido, San Juan de la Cruz escribió fundamentalmente poesía lírica bajo los parámetros de la lírica renacentista amalgamada con elementos propios de la tradición castellana. De entre sus poemas destaca el “Cántico espiritual” de longitud considerable; además, es autor de romances acerca de la Trinidad y de la Encarnación, de interés esencialmente doctrinal. Las obras en prosa del fraile poeta constituyen comentarios exegéticos a sus poemas y fueron escritos a solicitud. La mayor parte de los poemas pueden ser fechados con bastante exactitud. “Así el primero de ellos, los versos que empiezan “Vivo sin vivir en mí”, fueron con casi toda seguridad escritos en Ávila entre 1572 y 1577. La razón de que así lo creamos es que Santa Teresa escribió un poema sobre la misma glosa y con las mismas ideas en 1571, no mucho antes de que San Juan pasase a ser su confesor. Era corriente que frailes y monjas escribiesen versos sobre un tema dado y compitiendo entre sí”.
En la poesía de San Juan de la Cruz es posible detectar influencias de la lírica española y bíblica. Entre las primeras, la poética de Garcilaso de la Vega se evidencia en la escritura del santo, quien había leído al poeta que introdujo en España las corrientes italianizantes de la poesía en Medina del Campo, “cuando era joven y se saturó de su poesía”. Se detecta la influencia de Garcilaso en la métrica, especialmente en sus poemas donde usa el endecasílabo y la estrofa llamada lira. También tomó del poeta renacentista de las églogas, precisamente, el lenguaje pastoril. Así, el “Cántico espiritual” está escrito sobre la base de imágenes y palabras convencionales del lenguaje pastoril. De entre las influencias bíblicas, destaca, a su vez, “El cantar de los cantares”, que no sólo fue una influencia prosódica, sino de escenas, incidentes, imágenes y colorido.
La poesía de san Juan de la Cruz es esencialmente la materialización estética de sus vivencias; es por eso que Brenan no duda en calificarlas como autobiográficas, pues “no puede haber duda alguna de que el poeta describe –o más bien, representa- sus propias experiencias”, que son fundamentalmente de carácter místico, que según el propio santo carecían de impresiones sensoriales e imaginarias. El santo de Ávila escribió: “Ni basta ciencia humana para lo saber entender ni experiencia para lo saber decir, porque sólo el que por ello pasa lo sabrá sentir, mas no decir”. La misma idea la desarrolló en un villancico: “Yo no supe dónde entraba, / pero, cuando allí me vi, /sin saber dónde me estaba,/ grandes cosas entendí;/ no diré lo que sentí,/ que me quedé no sabiendo,/ toda ciencia trascendiendo”

domingo, 23 de noviembre de 2014

Ultimo domingo después de Pentecostés


ÚLTIMO DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS
(II clase, verde)
Gloria, Credo y Prefacio de la Trinidad.
El formulario de la misa es el del último domingo después de Pentecostés

Se cierra el Ciclo litúrgico con la semana última del año eclesiástico y, con él, la historia del mundo, que se nos ha ido recordando desde sus comienzos (en el Adviento), hasta su fin postrero (en el Domingo 24º después de Pentecostés).
Por eso ha querido la Iglesia que este día se lea en su Breviario (el libro del profeta MIQUEAS (contemporáneo de Oseas) con el comentario de S. Basilio en que se nos habla del Juicio final, sirviendo de comentario al Evangelio.
El Señor, dice Miqueas, saldrá de su lugar; las montañas quedarán consumidas debajo de Él, y los valles se agrietarán y se fundirán como cera junto a la llama, como las aguas que se precipitan por la pendiente. Todo eso por causa del crimen de Jacob y de los pecados de la casa de Israel (Noct., 50 domo de nov.).
Pero junto a estas amenazas vienen las promesas de salvación: "Yo te juntaré a todo Jacob, y reuniré lo que aún queda de Israel y los pondré juntos como a rebaño en el aprisco" Los asirios han destruido a Samaría y los caldeos a Jerusalén; pero el Mesías restaurará esas ruinas, y ese mesías nos dice Miqueas que ha de nacer en Belén, y que su reino, el de la Jerusalén ce lestial, no tendrá fin.
Los profetas NAHUM, HABACUC, SOFONÍAS, AGGEO, ZACARÍAS y MALAQUÍAS, cuyos escritos se leen también por ahora, confirman lo que dice Miqueas. Jesús mismo empieza por evocar en el Evangelio la profecía de DANIEL, que anuncia la ruina total y definitiva del Templo de Jerusalén y de la nación judía por las armas romanas. Esa "abominable desolación que en el Templo santo reinó" por entonces, fué justo castigo de la infidelidad y obstinación de Israel en no querer admitir a Cristo (Ev.).El vaticinio de Daniel y de Jesús se cumplió al pie de la letra unos años después de la Ascensión de Cristo, y la desolación fue tal que de haber durado algo más ni un solo judío hubiera quedado vivo. Mas Dios quiso abreviar aquellos aciagos días del asedio para salvar a los que, al ver tamaño escarmiento, habían de convertirse.
Algo de esto sucederá también al fin del mundo, del que la ruina de Jerusalén era figura. "Tunc, entonces" o sea, cuando Cristo vuelva, serán todavía mayores los satánicos prodigios, entre ellos el Antecristo, para hacerse pasar por Cristo. Ese hombre maldito de pecado llegará hasta a sentarse en el Templo santo para que se le adore como a Dios.
Al fin de todo vendrá Jesús. Pero no humilde y manso como la vez primera y en un rinconcillo del mundo; antes vendrá con "poderío y majestad" y el Hijo del Hombre aparecerá con la rapidez de un relámpago. Entonces le saldrán a esperar los elegidos con las ansias que el águila manifiesta cuando cae sobre su presa. Su advenimiento se anunciará con cataclismos de cielos, de mar y tierra. Todas las gentes estarán despavoridas y con los ojos desencajados, y se lamentarán antes de morir muertos y antes del juicio sentenciados, cuando vean en el cielo a Cristo a quien no quisieron reconocer ni servir como a su Dios y Señor, y que ahora viene a juzgar a los vivos y a los muertos y al mundo por el fuego (V. Libera me).
No hay pensamiento tan poderoso como éste para apartarnos del pecado. Claro lo dice S. Basilio en la homilía de hoy: "Cuando el deseo de pecar te ande salteando, quisiera te acordases del tremendo y terrible tribunal de Cristo... ante el cual uno por uno iremos dando cuenta de nuestra vida. Inmediatamente, los que hubieron perpetrado muchos males durante su vida veránse rodeados de ángeles terribles y feísimos que los precipitarán en el abismo sin fondo, en donde arde envuelto de espesas tinieblas un fuego sin llama, y gusanos venenosos devoran sin cesar sus carnes, causándoles con sus mordeduras inaguantables dolores; y por fin, el oprobio y eterna confusión, que es el peor de todos los suplicios. Temed estas cosas y traspasados de este temor, servíos de su memoria como de freno contra la concupiscencia y el pecado. (3" Noct.).
Por eso mismo nos exhorta la Epístola a portarnos de una manera digna de nuestro Dios y a dar frutos de toda clase de buenas obras... dando gracias a nuestro Padre celestial por habernos hecho capaces de tener parte en la herencia de los Santos desde ahora en espíritu, pero desde el día del Juicio Final en cuerpo y alma, merced a la Sangre redentora de su Hijo queridísimo. En medio de las angustias de nuestros postreros momentos precursores de nuestra muerte, desde el fondo del abismo de nuestra poquedad y miseria clamaremos al Señor (Of.) para que, en su misericordia, nos procure los remedios poderosos de los últimos sacramentos (Or.); y nuestro buen Dios, que abriga para con sus fieles sentimientos de paz y no de ira (Int.), y que tiene prometido despachar las plegarias hechas con fe (Com.), nos oirá, librándonos de las terrenales concupiscencias (Sec.), poniendo fin a nuestro cautiverio (Int. V.) e introduciéndonos en el cielo juntos con Jesús triunfante, el cual obrará entonces la consumación de las cosas y entregará a su Padre el reino con tantos trabajos por Él conquistado, como homenaje perfecto de Él y de sus místicos miembros. Aquel día será el de la verdadera Pascua, el verdadero paso del destierro a la Tierra de promisión, a la Patria de la Jerusalén celestial, en aquel inmenso "Templo en que todos cantaremos: ¡Gloria!". Y Dios será todo en todos.
En ese día venturoso, por medio de nuestro Pontífice Jesús, rendiremos un culto eterno a la Santísima Trinidad, diciendo: ¡Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo! Como en el principio, y ahora y siempre, y en los siglos de los siglos. Amén.

sábado, 22 de noviembre de 2014

SANTA CECILIA.


Virgen y Mártir
† decapitada hacia el año 177
Patrona de la Academia de Música de Roma; música; músicos; cantantes; compositores; poetas; fabricantes de instrumentos musicales; mártires.
SANTA CECILIA, Virgen y Mártir
Mira que vengo pronto: mantén lo que tienes,
no sea que otro se lleve la corona.
(Apocalipsis 3, 11)
Santa Cecilia, de la ilustre familia de los Cecilios Metelos, gustaba de los cánticos sagrados y acompañábase con un instrumento cantándolos. Se preparó para el matrimonio con tres días de mortificaciones; después declaró a Valeriano su esposo, patricio pagano, que tenía a un ángel como guardián de su virginidad. Por el deseo de verlo se convirtió Valeriano, y en efecto, lo vio, llevando dos coronas, una para el mismo Valeriano y otra para su virginal esposa. Cecilia, urgida por el prefecto Almaquio, para que dijera dónde estaban sus tesoros: “Están -le dijo- en seguridad en manos de los pobres”. Sufrió el martirio con su esposo y Tiburcio su cuñado.
MEDITACIÓN
SOBRE EL BUEN USO
DE LAS GRACIAS DE DIOS
I. Dios da a cada uno las gracias necesarias para alcanzar el grado de santidad a que Él lo destina. Si aprovechamos estas gracias, obtendremos otras mayores. San Valeriano escuchó los consejos de Santa Cecilia; como recompensa, Dios lo llamó al bautismo y, después, al martirio. ¿Cuántas gracias rechazas tú? Nos quejamos de que nos falta la gracia, pero podría decirse con más razón que somos nosotros quienes faltamos a la gracia (San Bernardo).
II. Existen gracias correspondientes a la vocación que Dios quiere que abracemos. Para recibirlas, hay que seguir el llamado del Señor; con la ayuda del cielo, las más grandes dificultades se desvanecen. Esto hace que tantas santas almas estén alegres y contentas en medio de las austeridades de la penitencia, mientras los mundanos, que han entrado a un estado de vida por capricho o interés, gimen y son desdichados en el seno de las riquezas y de los placeres.
III. Si no correspondes a las gracias que Dios te concede, dará a otro las gracias eficaces que te estaban destinadas. Así, San Matías ocupó el lugar del traidor Judas y obtuvo su corona. ¡Qué pena para este pérfido ver, desde el fondo del infierno, el lugar que hubiera ocupado en el cielo entre los Apóstoles, si hubiera correspondido a su vocación! ¡Ah! cuán admirable es Dios cuando nos atrae hacia Él: mas, ¡cuán terrible cuando nos abandona! (San Agustín).
El buen uso de las gracias.
Orad por las vírgenes.
ORACIÓN
Oh Dios, que todos los años nos regocijáis con la solemnidad de la bienaventurada Cecilia, vuestra virgen y mártir, haced que al ofrecerle el tributo de nuestros homenajes, imitemos la santidad de su vida. Por J. C. N. S.

viernes, 21 de noviembre de 2014

La Presentación de la Santísima Virgen María.


PRESENTACIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
Ninguno puede servir a dos señores,
porque tendrá aversión al uno y amor al otro,
o si se sujeta al primero, mirará con desdén al segundo.
No podéis servir a Dios y a las riquezas.
(Mateo 6, 24)
María fue presentada en el Templo por sus padres a la edad de tres años, para ser educada allí santamente en el servicio del Señor. Los padres y las madres de las principales familias de Jerusalén concurrieron al Templo para rendir homenaje a la familia de David, y los ángeles cubrieron a la niña con sus alas y cantaron en armonioso concierto. Aunque niñita, conocía ella la grandeza del Señor a quien iba a servir. Así, para llegar hasta el pontífice Zacarías, subió las gradas del Templo con una firmeza y una agilidad que excedían la de su edad. El Espíritu de Dios que animaba su alma suplía la flaqueza de su cuerpo.
MEDITACIÓN
SOBRE LA PRESENTACIÓN
DE LA SANTÍSIMA VIRGEN
I. Desde los tres años de edad, es decir, lo más pronto que puede, María se consagra al servicio del Señor. Sus padres la ofrecen con gusto a Aquél que se las había concedido accediendo a sus plegarias. ¡Dichosos los que desde tierna edad comienzan a servir a Dios! ¿Qué esperas tú para darte a Dios? Dale todo lo que tengas; nada perderás en el cambio, porque Él se dará a ti enteramente. Es un cambio ventajoso abandonar todo por un bien que es superior a todo (San Bernardo).
II. María, en este día, ofrece al Señor todo lo que tiene, todo lo que puede hacer, y todo lo que es; en una palabra, se da a Él sin reserva. ¿Imitas a María, tú que das a Dios una partícula de tu corazón y que lo reservas por entero para el mundo y para ti mismo? Quieres dividir tu corazón entre las creaturas y Dios; es imposible. ¡Señor, es tardar demasiado no darme a un Señor tan bueno! Os ofrezco mi cuerpo y mi alma, todo lo que tengo, todo lo que puedo y todo lo que soy.
III. María se consagra para siempre al servicio de Dios, y si sale del Templo es solamente porque Ella es el templo vivo en que debe habitar Jesús. ¿No es verdad acaso que te has presentado alguna vez a Dios para servirlo? Pero, cobarde de ti, pronto te has cansado de servir a un Señor tan bueno: te has retractado, con tus acciones, de la promesa que le habías hecho! Virgen Santa, preséntame a tu Hijo muy amado; quiero ser todo de Él hasta el fin de mi vida. En un cristiano, no es el comienzo, sino el fin lo que merece elogios (San Jerónimo).
La devoción a la Santísima Virgen.
Orad por los que quieren abrazar la vida religiosa.
ORACIÓN
Oh Dios, que habéis querido que la Bienaventurada María, siempre virgen, en quien residía el Espíritu Santo, fuese hoy presentada en el Templo, haced, por su intercesión, que merezcamos ser presentados en el templo de vuestra gloria. Por J. C. N. S.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Mes de María, nuestra Buena Madre.


El 8 de noviembre comenzamos en nuestra patria a celebrar el hermoso mes dedicado a la Madre de Dios, la Santísima Virgen María, que culminará el próximo 8 de diciembre, Fiesta de la Inmaculada Concepción. Conocido en Chile como el Mes de María, la tradición se remonta a muchos años atrás y está profundamente arraigado en la fe de los habitantes de esta tierra hispanoamericana. Por otra parte, ha querido la Providencia divina que el principal Santuario en Chile, donde se venera a la Inmaculada sea el que está ubicado a escasos ocho kilómetros de la ciudad de Casablanca, en la localidad de Lo Vásquez. Hasta allí, cada ocho de diciembre, convergen miles de peregrinos a implorar las gracias de Dios por mediación de su Madre, la Virgen de Lo Vásquez.
La tradición mariana de nuestro país y del resto de los países de América Latina, se debe fundamentalmente a que los descubridores y conquistadores españoles trajeron a Cristo y a su Madre; es por eso que a lo largo y ancho de Chile hay infinidad de capillas, templos, santuarios, dedicados a la Virgen bajo sus diversos títulos.
Según la historia, la imagen de la Virgen que se venera hoy en la Iglesia de San Francisco en la capital del país, la trajo don Pedro de Valdivia desde el Perú. Se le rinde culto bajo el nombre de Nuestra Señora del Socorro, nombre que le pusieron los españoles en Santiago el 20 de septiembre de 1543, al llegar de Perú “el socorro” traído por el capitán don Alonso de Monroy, porque atribuyeron a la Virgen la llegada de la tan esperada ayuda. En efecto, en la plaza principal de la quemada y semidestruida ciudad de Santiago, habían estado implorando protección a la Virgencita traída por Valdivia.
Durante el Mes de María los fieles chilenos rezamos una oración inicial y una final creadas por el Presbítero Rodolfo Vergara Antúnez. La inicial dice:
*
¡Oh María, durante el bello mes que os está consagrado, todo resuena con vuestro nombre y alabanza! Vuestro santuario resplandece con nuevo brillo y nuestras manos os han elevado un trono de gracia y de amor, desde donde presidís nuestras fiestas y escucháis nuestras oraciones y votos.
Para honraros hemos esparcido frescas flores a vuestros pies y adornado vuestra frente con guirnaldas y coronas. Más, oh María, no os dais por satisfecha con estos homenajes; hay flores cuya frescura y lozanía jamás pasan; hay coronas que no se marchitan. Estas son las que Vos esperáis de vuestros hijos; porque el más hermoso adorno de una madre es la piedad de sus hijos y la más bella corona que pueden deponer a sus pies es la de sus virtudes.
Sí, los lirios que Vos nos pedís son la inocencia de nuestros corazones; nos esforzaremos pues durante el curso de este mes consagrado a vuestra gloria, ¡oh Virgen Santa!, en conservar nuestras almas puras y sin manchas y en separar de nuestros pensamientos, deseos y miradas, aun la sombra misma del mal.
La rosa cuyo brillo agrada a vuestros ojos es la caridad, el amor a Dios y a nuestros hermanos, nos amaremos, pues, los unos a los otros como hijos de una misma familia cuya madre sois, viviendo todos en la dulzura de una concordia fraternal.
En este mes bendito procuraremos cultivar en nuestros corazones la humildad, modesta flor que os es tan querida, y con vuestro auxilio llegaremos a ser puros, humildes, caritativos, pacientes y resignados.
¡Oh María!, Haced producid en el fondo de nuestros corazones todas estas amables virtudes; que ellas broten, florezcan y den al fin fruto de gracia, para poder ser algún día dignos hijos de la más santa y de la mejor de las madres. Amén.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Martirologio Romano 1956.

19 de Noviembre / Die 19 Novembris. Tertiodecimo Kalendas Decembris. 


En la ciudad de Marburgo, en Alemania, el tránsito de santa Isabel, Viuda, hija de Andrés, Rey de los Húngaros, de la tercera Orden de san Francisco; la cual, ocupada continuamente en obras de piedad, esclarecida en milagros, pasó al Señor.
In oppido Marpurgi, in Germania, depositio sanctae Elisabeth Viduae, Regis Hungarorum Andreae filiae, ex tertio Ordine sancti Francisci, quae, pietatis operibus assidue intenta, miraculis clara migravit ad Dominum.


San Ponciano, Papa y Mártir, cuyo triunfo se conmemora el 30 de Octubre.
Sancti Pontiani, Papae et Martyris; cujus dies natalis tertio Kalendas Novembris recensetur.


En Samaria de Palestina, san Abdías, Profeta.
Samariae, in Palaestina, sancti Abdiae Prophetae. 

En Roma, en la vía Apia, el triunfo de san Máximo, Presbítero y Mártir, el cual, habiendo padecido en la persecución de Valeriano, fue enterrado en la Iglesia de san Sixto.
Romae, via Appia, natalis sancti Maximi, Presbyteri et Martyris, qui, inpersecutione Valeriani passus, positus est ad sanctum Xystum.


En la ciudad de Ecija, en España, san Crispín, Obispo, que, siendo decapitado, alcanzó la gloria del martirio.
In civitate Astiagensi, inHispania, beati Crispini Episcopi, qui, capite amputato, martyrii gloriam adeptus est.

En el mismo día, san Fausto, Diácono Alejandrino, que, primeramente en la persecución de Valeriano, fue desterrado con san Dionisio; después, siendo de edad avanzada, en tiempo de Diocleciano pasado a cuchillo, consumó el martirio.
Eodem die sancti Fausti, Diaconi Alexandrini, qui primum, in persecutione Valeriani, cum sancto Dionysio, in exsilium missus est; deinde, aetate longaevus, in persecutione Diocletiani, animadversus gladio martyrium consummavit.

En Cesarea de Capadocia, san Barlaán, Mártir, que, aunque rústico y sin letras, fortalecido con la sabiduría de Cristo, venció con su constancia en la fe al tirano y al mismo fuego. En el día de su fiesta predicó san Basilio el Grande un célebre panegírico.
Caesareae, in Cappadocia, sancti Barlaam Martyris, qui, agrestis licet et rudis, Christi sapientia munitus tyrannum vicit, et ignem ipsum per invictam fidei constantiam superavit; in cujus die natali sanctus Basilius Magnus celebrem habuit orationem.

En Viena de Francia, los santos Mártires Severino, Exuperio y Feliciano, cuyos cuerpos, al cabo de largos años, hallados por revelación de los mismos Santos, fueron honoríficamente exhumados por el Obispo, clero y pueblo de aquella ciudad, y con el debido honor sepultados.
Viennae, in Gallia, sanctorum Martyrum Severini, Exsuperii et Feliciani; quorum corpora, post multa annorum curricula, ipsis revelantibus, inventa, et a Pontifice, clero et populo illius urbis honorifice sublata, condigno honore condita sunt.

En Isauria, el suplicio de los santos Azas y ciento cincuenta Compañeros soldados, en tiempo del Emperador Diocleciano y del Tribuno Aquilino.
In Isauria passio sanctorum Azae et Sociorum centum quinquaginta militum, sub Diocletiano Imperatore et Aquilino Tribuno.


Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

martes, 18 de noviembre de 2014

Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María!


Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María!,
que jamás se ha oído decir que ninguno
de los que han acudido a vuestra protección,
implorando vuestro auxilio, haya sido desamparado.
Animado por esta confianza, a Vos acudo,
oh Madre, Virgen de las vírgenes,
y gimiendo bajo el peso de mis pecados
me atrevo a comparecer ante Vos.
Oh madre de Dios, no desechéis mis súplicas,
antes bien, escuchadlas y
acogedlas benigna mente. Amén.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Martirologio Romano 1956.

17 de Noviembre / Die 17 Novembris. Quintodecimo Kalendas Decembris. 


En Neocesarea del Ponto, el tránsito de san Gregorio, Obispo y Confesor, esclarecido en santidad y doctrina, el cual, por los grandes milagros y prodigios que obró con mucha gloria de las Iglesias, fue apellidado Taumaturgo.
Neocaesareae, in Ponto, natalis sancti Gregorii, Episcopi et Confessoris,  doctrina et sanctitate illustris, qui propter signa atque miracula, quae cum multa Ecclesiarum gloria perpetravit, Thaumaturgus est appellatus.

En Heldelf de Sajonia, el tránsito de santa Gertrudis, Virgen, de la Orden de san Benito, esclarecida con el don de revelaciones. Su festividad se celebra el día de ayer.
Helpithi, in Saxonia, item natalis sanctae Gertrudis, Virginis, ex Ordine sanctiBenedicti, quae dono revelationum clara exstitit. Ipsius tamen festivitas pridie hujus diei celebratur.

En Palestina, los santos Mártires Alfeo y Zaqueo, los cuales, en el primer año de la persecución de Diocleciano, al cabo de muchos tormentos, sufrieron la pena de muerte.
In Palaestina sanctorum Martyrum Alphaei et Zachaei, qui primo anno persecutionis Diocletiani, post multa tormenta, capitalem sententiam subiere.

En Córdoba de España, los santos hermanos Mártires Acisclo y Victoria, los cuales en la misma persecución, por orden del Presidente Dión, fueron cruelísimamente atormentados y merecieron del Señor las coronas de un ilustre martirio.
Cordubae, in Hispania, sanctorum Martyrum Aciscli et Victoriae germanorum, qui, in eadem persecutione, Dionis Praesidis jussu saevissime cruciati sunt, et illustri passione coronas a Domino meruerunt.


En Alejandría, san Dionisio, Obispo, varón de grandísimo saber, el cual, esclarecido por las muchas veces que confesó la fe, y magnífico por la diversidad de suplicios y tormentos que padeció, lleno de días, murió Confesor en tiempo de los Emperadores Valeriano y Galieno.
Alexandriae sancti Dionysii Episcopi, summae eruditionis viri, qui, multis confessionibus clarus et pro passionum tormentorumque diversitate magnificus, plenus dierum Confessor quievit, Valeriani et Gallieni Imperatorum temporibus.


En Orleáns de Francia, san Aniano, Obispo, cuyos frecuentes milagros dan testimonio de que su muerte fue preciosa en el acatamiento del Señor.
Aurelianis, in Gallia, sancti Aniani Episcopi, cujus mortem in conspectu Domini pretiosam miracula crebra testantur.


En la Bretaña, san Hugo, Obispo, el cual, de Monje Cartujo, llamado a regir la iglesia de Lincoln, resplandeció con muchos milagros y descansó con santo fin.
In Britannia sancti Hugonis Episcopi, qui, ex Monacho Carthusiano ad Ecclesiam Lincolniensem regendam vocatus, multis claruit miraculis, et sancto fine quievit.


En Tours de Francia, san Gregorio, Obispo.
Turonis, in Gallia, sancti Gregorii Episcopi. 

En Florencia, san Eugenio, Confesor, que fue Diácono de san Zénobio, Obispo de la misma ciudad.
Florentiae sancti Eugenii Confessoris, qui fuit Diaconus beati Zenobii, ejusdem civitatis Episcopi.


Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

sábado, 15 de noviembre de 2014

Santa Misa Tridentina en Casablanca


*
SANTA MISA TRIDENTINA
DOMINGO 16 DE NOVIEMBRE DE 2014
17 HRS, PARROQUIA SANTA
BARBARA DE CASABLANCA.
16,30 HRS CONFESIONES Y REZO DEL
MES DE MARIA.


miércoles, 12 de noviembre de 2014

Imágenes de la Misa de Inicio Mes de María, Parroquia San Benito Viña del Mar, Chile.


Tomado de http://bensonians.blogspot.com/
Las siguientes imágenes corresponden  a la Santa Misa Tradicional cantada por el padre Carlos Hamel, de la Fraternidad San José Custodio, en la Parroquia San Benito, Viña del Mar, hoy 8 de Noviembre.
Es tradicional en Chile dedicar este mes para honrar a nuestra Madre y para pedir por su intercesión. No nos olvidemos pues,  de provechar este tiempo primaveral para depositar a los pies de la Inmaculada Concepción nuestras flores y nuestras plegarias.













lunes, 10 de noviembre de 2014

Martirologio Romano 1956.

10 de Noviembre / Die 10 Novembris. Quarto Idus Novembris. 


En Nápoles de Campania, el tránsito de san Andrés Avelino, Clérigo Regular y Confesor, muy célebre en santidad y en celo de la salvación de las almas; al cual, ilustre en milagros, el Papa Clemente XI puso en el catalogo de los Santos.
Neapoli, in Campania, natalis sancti Andreae Avellini, Clerici Regularis et Confessoris, sanctitate et salutis proximorum procurandae studio praecelebris, quem, miraculis clarum, Clemens Undecimus, Pontifex Maximus, Sanctorum catalogo adscripsit.

El mismo día, el triunfo de los santos Mártires Trifón, Respicio y Ninfa, Virgen.
Eodem die natalis quoque sanctorum Martyrum Tryphonis, et Respicii, ac Nymphae Virginis. 

En Roma, el tránsito de san León I, Papa, Confesor y Doctor de la Iglesia, que por el relevante mérito de sus virtudes es llamado el Grande. En su tiempo se celebró el santo Concilio de Calcedonia, donde él mismo por sus legados condenó a Eutiques, y después con su autoridad confirmó los decretos de aquel Concilio. Por fin, habiendo ordenado muchas cosas y dejado excelentes escritos, cual buen Pastor, muy benemérito de la santa Iglesia de Dios y de todo el rebaño del Señor, descansó en paz. Su fiesta se celebra el 11 de Abril.
Romae item natalis sancti Leonis Papae Primi, Confessoris et Ecclesiae Doctoris; qui, virtutum excellens meritis, dictus est Magnus. Ejus temporibus celebrata fuit sancta Synodus Chalcedonensis, in qua ipse per legatos damnavit Eutychen; cujus  etiam Synodi decreta postmodum auctoritate sua confirmavit. Tandem, cum sanxlsset multa luculenterque scripsisset, Pastor bonus, de sancta Dei Ecclesia et universo grege Dominico optime meritus, quievit in pace. Ipsiustamen festivitas tertio Idus Aprilis celebratur.

En Iconio de Licaonia, las santas mujeres Trifena y Trifosa, las cuales, con la predicación de san Pablo y el ejemplo de santa Tecla, adelantaron muchísimo en la perfección Cristiana.
Iconii, in Lycaonia, sanctarum mulierum Tryphennae et Tryphosae, quae, beati Pauli praedicatione et exemplo Theclae, in Christiana disciplina plurimum profecerunt.

En Antioquía, los santos Demetrio, Obispo, Aniano, Diácono, Eustosio y otros veinte Mártires.
Antiochiae sanctorum Demetrii Episcopi, Aniani Diaconi, Eustosii et aliorum viginti Martyrum. 

En la diócesis de Agde, en Francia, los santos Mártires Tiberio, Modesto y Florencia, que en tiempo de Diocleciano, al cabo de varios tormentos, consumaron el martirio.
In territorio Agathensi,in Gallia, sanctorum Martyrum Tiberii, Modesti et Florentiae; qui, tempore Diocletiani, variis tormentis cruciati, martyrium compleverunt.


En Ravena, san Probo, Obispo, ilustre en milagros.
Ravennae sancti Probi Episcopi, miraculis clari.

En Orleáns de Francia, san Monitor, Obispo y Confesor.
Aurelianis, in Gallia, sancti Monitoris, Episcopi et Confessoris. 

En Inglaterra, san Justo, Obispo, que, enviado por san Gregorio Papa a aquella isla en compañía de Agustín, Melito y otros a predicar el Evangelio, allí, célebre en santidad, descansó en el Señor.
In Anglia sancti Justi Episcopi, qui, una cum Augustino, Mellito et aliis a beato Gregorio Papa in eam insulam missus ad praedicandum Evangelium, ibidem, sanctitate celebris, obdormivit in Domino.

En Melún de Francia, san León, Confesor.
In oppido Milleduno, in Gallia, sancti Leonis Confessoris. 

En la isla de Paros, santa Teoctiste, Virgen.
In Paro insula sanctae Theoctistis Virginis. 


Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.