sábado, 5 de marzo de 2016

Martirologio Romano 1956.

5 de Marzo / Die 5 Martii.  Tertio Nonas Martii. 


En Antioquía, el nacimiento para el cielo de san Focas, Mártir, el cual, después de sufrir muchas injurias por el nombre del Redentor, consiguió tal triunfo de la antigua serpiente, cual lo declara a los pueblos el milagro que aun hoy dura, y es, que si alguien, mordido de serpiente, toca con fe la puerta de la Basílica del Mártir, arrojando al punto el mortífero veneno, queda sano.
Antiochiae natalis sancti Phocae Martyris, qui, post multas, quas pro nomine Redemptoris passus est, injurias, qualiter de antiquo illo serpente triumphaverit, hodie quoque populis eo miraculo declaratur, quod, si quispiama serpente morsus fuerit, hic, ut januam Basilicae Martyris credens attigerit, confestim, evacuata veneni virtute, sanatur.

En Cesárea de Palestina, san Adrián, Mártir, que en la persecución de Diocleciano y de orden del Presidente Firmiliano, por la fe de Cristo, fue primero arrojado a un león, y degollado después, recibió la corona del martirio.
Caesareae, in Palaestina, sancti Hadriani Martyris, qui in persecutione Diocletiani Imperatoris, jussu Firmiliani Praesidis, prius obChristi fidem leoni objectus, deinde gladio jugulatus, martyrii coronam accepit.

El mismo día, el suplicio de los santos Mártires Eusebio Palatino y otros nueve.
Eodem die passio sanctorum Eusebii Palatini, et aliorum novem Martyrum.

En Cesarea de Palestina, san Teófilo, Obispo; el cual, imperando Severo, resplandeció en sabiduría e integridad de vida.
Caesareae, in Palaestina, sancti Theophili Episcopi, qui sub Severo Principe, sapientia et vitae integritate conspicuus, emicuit.

A orillas del Jordán, también en Palestina, san Gerásimo, Anacoreta y Abad, que floreción en tiempo del; Emperador Zenón.
Ad ripam Jordanis, item in Palaestina, sancti Gerasimi, Anachoretae et Abbatis, qui tempore Zenonis Imperatoris floruit.

En Nápoles de Campania, la preciosa muerte de san Juan José de la Cruz, Sacerdote de la Orden de Menores y Confesor, que, emulando el fervor de los santos Francisco de Asís y Pedro de Alcántara, añadió nuevo lustre a la Orden Seráfica, y fue canonizado por el Papa Gregorio XVI.
Neapoli, in Campania, depositio sancti Joannis-Josephi a Cruce, Sacerdotis ex Ordine Minorum et Confessoris, qui, sanctorum Francisci Assisiensis et Petri de Alcantara studia aemulatus, Ordini Seraphico insigne decus addidit, atque a Gregorio Papa Decimo sexto in Sanctorum canonem est relatus.