viernes, 9 de octubre de 2015

Martirologio Romano 1956.

9 de Octubre / Die 9 Octobris.  Septimo Idus Octobris. 


En Roma, san Juan Leonardo, Confesor, Fundador de la Congregación de Clérigos Regulares de la Madre de Dios, ilustre por sus empresas y milagros; por cuya labor fueron instituidas las Misiones de la Propagación de la Fe.
Romae sancti Joannis Leonardi Confessoris, Fundatoris Congregationis Clericorum Regularium a Matre Dei, laboribus et miraculis clari, cujus opera Missiones a Propaganda Fide institutae sunt.


En París, el triunfo de los santos Mártires Dionisio Areopagita, Obispo, Rústico Presbítero, y Eleuterio, Diácono. Dionisio bautizado por san Pablo Apóstol, fue ordenado primer Obispo de Atenas; después pasó a Roma, y de allí el Papa san Clemente le envió a evangelizar a las Galias; llegado a dicha capital y habiendo por algunos años desempeñado fielmente la labor que se le había confiado, por último, de orden del Prefecto Fescenino, después de diversos y gravísimos tormentos, junto con sus Compañeros pasado a cuchillo, consumó el martirio.
Lutetiae Parisiorum natalis sanctorum Martyrum Dionysii Areopagitae Episcopi, Rustici Presbyteri, et Eleutherii Diaconi.Ex his Dionysius, ab Apostolo Paulo baptizatus, primus AtheniensiumEpiscopus ordinatus est; deinde Romam venit, atque inde a beato Clemente, Romano Pontifice, in Gallias praedicandi gratia directus est, et ad praefatam urbem devenit; ibique, cum per aliquot annos commissum sibi opus fideliter prosecutus esset, tandem, a Praefecto Fescennino, post gravissima tormentorum genera, una cum Sociis, gladio animadversus, martyrium complevit.


El mismo día, la memoria de san Abraham, Patriarca y Padre de todos los creyentes.
Eodem die memoria sancti Abrahae, Patriarchae et omnium credentium Patris. 

En Monte Casino, san Diosdado, Abad, que encerrado en una cárcel por el tirano Sicardo y consumido allí de hambre y miseria, entregó su espíritu
Apud Cassinum sancti Deusdedit Abbatis, qui, a Sicardo tyranno in carceremtrusus, illic, fame et aerumnis confectus, reddidit spiritum.

En Julia, territorio de Parma, en la vía Claudia, san Domnino, Mártir, que, huyendo de la rabiosa persecución del Emperador Maximiano, fue apresado por los perseguidores y, atravesado con una espada, sucumbió gloriosamente.
Apud Juliam, in territorio Parmensi, via Claudia, sancti Domnini Martyris; qui,sub Maximiano Imperatore, cum vellet persecutionis rabiem declinare, a persequentibus est comprehensus, et, gladio transverberatus, gloriose occubuit.


En Henao, san Gisleno, Obispo y Confesor, el cual, renunciando el Obispado, hizo vida de Monje en un monasterio que había edificado, y resplandeció en obras maravillosas.
In Hannonia sancti Gisleni, Episcopi et Confessoris; qui, relicto Episcopatu, Monachi vitam in monasterio a se constructo exercuit, et multis virtutibus claruit.

En Valencia de la España Tarraconense, san Luis Beltrán, de la Orden de Predicadores, Confesor, que, célebre por su espíritu apostólico, confirmó entre los Americanos, con la inocencia de su vida y muchos milagros, el Evangelio que les había predicado.
Valentiae, in Hispania Tarraconensi, sancti Ludovici Bertrandi, ex Ordine Praedicatorum, Confessoris; qui, apostolico spiritu clarus, Evangelium quod Americanis praedicaverat, vitae innocentia multisque editis miraculis confirmavit.

En Jerusalén, los santos Andrónico y Atanasia, su mujer.
Hierosolymis sanctorum Andronici et Athanasiae conjugis. 

En Antioquía, santa Publia, Abadesa, la cual, mientras cantaba con sus Monjas, al pasar Juliano Apóstata, aquellas palabras del Salmo: «Los ídolos de los Gentiles son oro y plata», y «sean semejantes a ellos los que los hacen»; por orden del Emperador fue abofeteada y ásperamente reprendida.
Antiochiae sanctae Publiae Abbatissae, quae, transeunte Juliano Apostata, Davidicum illud cum suis Virginibus canens: « Simulacra Gentium argentum et aurum », et; « Similes illis fiant qui faciunt ea »; Imperatoris jussu, alapis caesa est, et graviter objurgata.


Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.