sábado, 19 de diciembre de 2015

Martirologio Romano 1956.

19 de Diciembre / Die 19 Decembris. Quartodecimo Kalendas Januarii. 

En Mauritania, san Timoteo, Diácono, que, por la fe de Cristo, al cabo de dura prisión, arrojado al fuego, consumó el martirio.
In Mauritania sancti Timothei Diaconi, qui ob Christi fidem, post diros carceres, in ignem conjectus, martyrium consummavit.

En Alejandría, san Nemesio, Mártir, el cual, acusado primero falsamente de ladrón ante el Juez y vista su inocencia, quedó libre; después, en la persecución de Decio, delatado al Juez Emiliano como discípulo de Cristo, por el mismo Juez fue dos veces atormentado y finalmente quemado con unos ladrones, a semejanza del Salvador, que entre ladrones fue crucificado.
Alexandriae beati Nemesii Martyris, qui, primo per calumniam quasi latro Judicidelatus, eoque crimine absolutus, mox, in persecutione Decii, Christianae religionis nomine accusatur Æmiliano Judici; a quo, geminatis suppliciis excruciatus, cum latronibus jussus est incendi, Salvatoris deferens similitudinem, qui una cum latronibus pertulit crucem.

En Nicea de Bítinia, los santos Mártires Darío, Zósimo, Pablo y Segundo.
Nicaeae, in Bithynia, sanctorum Martyrum Darii, Zosimi, Pauli et Secundi. 

En Nicomedia, los santos Mártires Ciríaco, Pablito, Segundo, Anastasio, Sindimio y sus Compañeros.
Nicomediae sanctorum Martyrum Cyriaci, Paulilli, Secundi, Anastasii, Syndimii et Sociorum. 

En Gaza de Palestina, el martirio de las santas Méuris (o Maura) y Tea.
Gazae, in Palaestina, passio sanctarum Meuris et Theae. 

En Roma, el tránsito de san Anastasio I, Papa, varón de muy rica pobreza y celo apostólico; al cual, como dice san Jerónimo, no mereció Roma poseer mucho tiempo, porque tal Obispo no viese la ruina de la ciudad cabeza del mundo; pues a poco de su muerte Roma fue entrada a saco y destruida por los Godos.
Romae depositio sancti Anastasii Papae Primi, viri ditissimae paupertatis et apostolicae sollicitudinis, quem (ut ait sanctus Hieronymus) diu Roma habere non meruit, ne orbis caput sub tali Episcopo truncaretur; nam, haud multo post ejus obitum, Roma a Gothis capta et direpta fuit.

En Auxerre, san Gregorio, Obispo y Confesor.
Antisiodori sancti Gregorii, Episcopi et Confessoris. 

En Orleáns de Francia, san Adyuto, Abad, ilustre por el espíritu de profecía.
Aurelianis, in Gallia, sancti Adjuti Abbatis, prophetico spiritu illustris.

En Roma, santa Fausta, que fue madre de santa Anastasia, e insigne por su nobleza y piedad.
Romae sanctae Faustae, quae fuit mater sanctae Anastasiae, ac nobilitate et pietate exstitit insignis.


En Aviñón, san Urbano V, Papa, que, por haber restituido la Sedé Apostólica a Roma, llevado a cabo la unión de los Griegos con los Latinos y reprimido a los infieles, fue muy benemérito de la Iglesia. Su culto, ya muy antiguo, lo aprobó y confirmó el Sumo Pontífice Pío IX.
Avenione beati Urbani Papae Quinti, qui, Sede Apostolica Romae restituta, Graecorum cum Latinis conjunctione perfecta, infidelibus coercitis, de Ecclesia optime meritus est. Ejus cultum pervetustum Pius Nonus, Pontifex Maximus, ratum habuit et confirmavit.


Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.