martes, 1 de diciembre de 2015

Martirologio Romano 1956.

1 de Diciembre / Die 1 Decembris. Kalendis Decembris. 


El santo Profeta Nahum, que está sepultado en Begabar.
Sancti Nahum Prophetae, in Begabar quiescentis.

En Roma, los santos Mártires Diodoro Presbítero, y Mariano Diácono, con otros muchos; los cuales, en tiempo del Emperador Numeriano, mientras celebraban en las Catacumbas el triunfo de los Mártires, allí mismo, obstruida por los perseguidores la puerta de la cripta, y amontonados sobre ella escombros, merecieron la gloria del martirio.
Romae sanctorum Martyrum Diodori Presbyteri, et Mariani Diaconi, cum aliis pluribus, qui, sub Numeriano Principe, cum in Arenario natalitia Martyrum agerent, illic, obstructa a persecutoribus janua cryptae ac diruta desuper mole, martyrii gloriam meruerunt.

En Roma también, el suplicio de los santos Lucio, Rogato, Casiano y Cándida.
Item Romae passio sanctorum Lucii, Rogati, Cassiani et Candidae. 

En Narni, san Próculo, Obispo y Mártir, que, después de muchas obras egregias, fue mandado degollar por Totila, Rey de los Godos.
Narniae sancti Proculi, Episcopi et Martyris; qui, post multa egregia opera, a Rege Gothorum Totila jussus est decollari.


En la Ciudad de Casal, san Evasio, Obispo y Mártir.
In civitate Casalensi sancti Evasii, Episcopi et Martyris. 


El mismo día, san Ansano, Mártir, que imperando Diocleciano, confesó a Cristo en Roma, por lo cual fue encerrado en un calabozo; después fue conducido a Sena de Toscana, y allí, decapitado, terminó el curso del martirio.
Eodem die sancti Ansani Martyris, qui, sub Diocletiano Imperatore, Romae confessus Christum et in carcerem trusus, deinde Senas, in Tuscia, perductus, ibidem capitis obtruncatione cursum martyrii perfecit.

En Ameria de Umbría, san Olimpíades, varón Consular, que fue convertido a la fe por santa Fermina, y en tiempo de Diocleciano, atormentado en el ecúleo, consumó el martirio.
Ameriae, in Umbria, sancti Olympiadis, viri Consularis, qui a beata Firmina ad fidem est conversus, et sub Diocletiano, in equuleo tortus, martyrium consummavit.

En Arbel de Persia, san Ananías, Mártir.
Arbele, in Perside, sancti Ananiae Martyris.


En Milán, san Castriciano, Obispo, que, en tiempos muy turbulentos para la Iglesia, se señaló por los méritos de sus virtudes y por sus excelentes obras de piedad y religión.
Mediolani sancti Castritiani Episcopi, qui, in maxima Ecclesiae perturbatione, virtutum meritis ac rerum pie religioseque gestarum laude enituit.

En Brescia, san Ursicino, Obispo.
Brixiae sancti Ursicini Episcopi. 


En Noyon de Bélgica, san Eloy, Obispo, cuya admirable vida recomiendan sus muchos milagros.
Noviomi, in Belgio, sancti Eligii Episcopi, cujus vitam admirandam multiplex signorum numerus commendat.

En Verdún de Francia, san Agerico, Obispo.
Apud Virodunum, in Gallia, sancti Agerici Episcopi. 


El mismo día, santa Natalia, mujer del Mártir san Adrián; la cual, en la persecución de Diocleciano, sirvió mucho tiempo a los santos Mártires encarcelados en Nicomedia, y, cuando éstos terminaron el combate, se fue a Constantinopla, y allí descansó en paz.
Eodem die sanctae Nataliae, uxoris beati Hadriani Martyris, quae, sub Diocletiano Imperatore, sanctis Martyribus, Nicomediae incarcere detentis, multo tempore ministravit; impletoque eorum certamine, Constantinopolim est profecta, et ibidem in pace quievit.


Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.