viernes, 27 de noviembre de 2015

Martirologio Romano 1956.

27 de Noviembre / Die 27 Novembris. Quinto Kalendas Decembris. 

En Antioquía, los santos Mártires Basileo Obispo, Auxilio y Saturnino.
Antiochiae sanctorum Martyrum Basilei Episcopi, Auxilii et Saturnini. 

En Sebaste de Armenia, los santos Mártires Hirenarco, Acacio Presbítero, y siete mujeres. Por la constancia de ellas, movido Hirenarco, se convirtió a Cristo, y en el imperio de Diocleciano y presidencia de Máximo, juntamente con Acacio, fue degollado.
Sebaste, in Armenia, sanctorum Martyrum Hirenarchi, Acacii Presbyteri, ac septem mulierum. Harum porro constantia Hirenarchus commotus, ad Christum conversus, sub Diocletiano Imperatore et Maximo Praeside, una cum Acacio, securi percutitur.


A orillas del río Cea, en Galicia, los santos Facundo y Primitivo, que padecieron bajo el poder del Presidente Ático.
Apud Caeam fluvium, in Gallaecia, sanctorum Facundi et Primitivi, qui sub Attico Praeside passi sunt.


En Persia, Santiago el Interciso, esclarecido Mártir, que en tiempo de Teodosio el Menor, por congraciarse con el Rey Isdegerdes, negó a Cristo; pero apartándose por esta causa de su compañía su madre y su mujer, vuelto en sí, delante de Vararán, hijo y sucesor de Isdegerdes, confesó intrépidamente que era Cristiano; por lo cual, lleno de cólera el Rey, le sentenció a muerte y mandó cortarle el cuerpo miembro a miembro y decapitarle. Al mismo tiempo, y en la misma ciudad, padecieron otros innumerables Mártires.
In Perside sancti Jacobi intercisi, Martyris conspicui, qui, tempore Theodosii junioris, cum in Isdegerdis Regis gratiam Christum negasset, etpropterea mater ejus et uxor ab ipsius se consuetudine subtraxissent, hinc, in se reversus, intrepide coram Vararane, Isdegerdis filio ac successore, se Christianum esse confessus est; ideoque ab irato Rege, lata in eum mortis sententia, membratim jussus est concidi et capite obtruncari. Quo etiam tempore innumeri alii Martyres ibidem passi sunt.

En Aquilea, san Valeriano, Obispo.
Aquilejae sancti Valeriani Episcopi. 


En Riez de Francia, san Máximo, Obispo y Confesor, el cual, dotado desde su primera edad del atractivo
de todas las virtudes, fue primerarmente Prelado del monasterio de Lerins, y después Obispo de la Iglesia de Riez, y resplandeció con prodigios y milagros.
Apud Regium, in Gallia, sancti Maximi, Episcopi et Confessoris; qui, usque a primaevae astatis annis omni virtutum gratia praeditus,  primum Lirinensis coenobii Pater, deinde Regiensis Ecclesiae Episcopus, signis et prodigiis inclytus exstitit.


En Salzburgo de Nórica, san Virgilio, Obispo y Apóstol de los Carintios, que por el Sumo Pontífice Gregorio IX fue puesto en el número de los Santos.
Salisburgi, in Norico, sancti Virgilii, Episcopi et Carinthiorum Apostoli, qui a Gregorio Nono, Pontifice Maximo, in Sanctorum numerum adscriptus est.

En la India, en los confines de Persia, los santos Barlaán y Josafat, cuyas admirables hazañas escribió san Juan Damásceno.
Apud Indos, Persis finitimos, sanctorum Barlaam et Josaphat, quorum actus mirandos sanctus Joannes Damascenus conscripsit.

En París, el tránsito de san Severino, Monje y Solitario.
Lutetiae Parisiorum depositio sancti Severini, Monachi et Solitarii. 


Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.