martes, 18 de agosto de 2015

Martirologio Romano 1956.

18 de Agosto / Die 18 Augusti. Quintodecimo Kalendas Septembris. 


En Palestrina, el triunfo de san Agapito, Mártir, que, siendo de quince años y ardiendo en el amor de Cristo, de orden del Emperador Aureliano fue preso y azotado primero largamente con crudos nervios; después, por mandado del Prefecto Antíoco, padeció más graves suplicios; y últimamente, de orden del mismo Emperador, arrojado a los leones y saliendo ileso, fue atravesado por la espada del verdugo para ser coronado.
Praeneste natalis sancti Agapiti Martyris, qui, cum esset annorum quindecim etamore Christi ferveret, jussu Aureliani Imperatoris tentus est, ac primo nervis crudis diutissime caesus, deinde, sub Antiocho Praefecto, graviora supplicia passus; exinde, cum ex Imperatoris praecepto leonibus objiceretur et minime laesus esset, gladio ministrorum coronandus percutitur.

En Roma, los santos Juan y Crispo, Presbíteros, que, en la persecución de Diocleciano, sepultaron con grandísima piedad muchos cuerpos de santos, de cuyos méritos hechos ellos también partícipes, se granjearon los goces de la vida eterna.
Romae beatorum Joannis et Crispi Presbyterorum, qui, in persecutione Diocletiani, multa Sanctorum corpora officiosissime sepelierunt,quorum meritis et ipsi postmodum sociati, gaudia vitae aternae sibi compararunt.

En Roma igualmente, los santos Mártires Hermas, Serapión y Polieno, que, arrastrados por entre angosturas y ásperos peñascos, entregaron a Dios sus almas.
Item Romae sanctorum Martyrum Hermae, Serapionis et Polyaeni, qui,per angusta, saxosa et aspera loca raptati, animas Deo reddiderunt.

En la Iliria, los santos Mártires Floro y Lauro, canteros, los cuales, en tiempo del Presidente Licinio, después del martirio de sus maestros Próculo y Máximo, ambos, al cabo de muchos tormentos, fueron sumergidos en un pozo profundo.
In Illyrico sanctorum Martyrum Flori et Lauri artis lapicidinae, qui, sub Licione Praeside, martyrio consumptis eorum magistris Proculo et Maximo, ambo, post multa tormenta, in profundum puteum sunt demersi.

En Mira de Licia, los santos Mártires León y Juliana.
Myrae, in Lycia, sanctorum Martyrum Leonis et Julianae. 

En Metz de Francia, san Fermín, Obispo y Confesor.
Metis, in Gallia, sancti Firmini, Episcopi et Confessoris. 

En Roma, en la vía Lavicana, santa Elena, madre del religiosísimo Emperador Constantino el Grande, el primero que dio a los demás Príncipes ejemplo de defender y amplificar la Iglesia.
Romae, via Lavicana, sanctae Helenae, matris Constantini Magni, piissimi Imperatoris, qui primus egregium Ecclesiae tuendae atque amplificandae exemplum ceteris Principibus praebuit.


Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.